Abajo el Fascismo

Ya advertimos que el trío fascista intentaría llevar al pueblo andaluz al enfrentamiento con el pueblo catalán. PP-A, Ciudadanos (Cs) y Vox han auspiciado proposiciones no de ley contra lo que ellos llaman golpe de estado en Cataluña, en aras de la unidad de España.

Pero ¿por qué se atreven a tanto? Sencillamente porque ellos son los ecos de la naturaleza del Estado español, un estado fascista que marcha a toda velocidad hacia un régimen cerrado herméticamente a todo lo que huela progreso, libertad y democracia.

Si nos preguntásemos ¿por qué los fascistas callejeros son los que defienden a sangre y fuego la presente constitución y esta “democracia”? ¿Por qué también son los que ondean la bandera roja y gualda constitucional? ¿Por qué son los que apelan férreamente a la justicia presente? ¿Por qué son ellos los únicos que se congratulan de la soberanía española con EEUU en Rota y Morón de la Frontera? ¿Por qué son los fascistas los que se yerguen escuchando el himno de la “democracia”? Tal vez entenderíamos que no existe democracia y veríamos que lo que nos gobierna es el franquismo cada vez menos encubierto. Y comprenderíamos que han sido los franquistas los que han dictado leyes como la “Ley Mordaza” y han implantado la dictadura en los centros de trabajo con decretos laborales retrógrados, y aceptaríamos que es el franquismo el que está juzgando a los políticos independentistas catalanes. Y juzgándolos a través de leyes retrógradas consagradas en la Constitución, que tanto respetan los partidos “demócratas” y “socialdemócratas”. Pero cuidado, si los fascistas ganan este envite, preparémonos. porque es señal de que han decidido no encubrirse más y se han quitado la máscara.

Y como quiera que el fascismo es el capitalismo en putrefacción, debemos ser conscientes de que detrás de la preparación verbal devendrá la violencia física y estamos en los momentos previos. Todo cuanto sale de la boca de los partidos que defienden el régimen es terrorífico: intervención en Venezuela para envolverla en una guerra civil fratricida donde morirían miles de trabajadores. Pasarían del 155 a la toma de Cataluña por el ejército. Y si Cataluña cae, el paso siguiente será suprimir las escasas leyes que pueden beneficiar al pueblo. No es imaginable una Cataluña ajada y apresada, mientras el resto del estado goce de determinadas libertades, quién piense en ello es un iluso.

A los fascistas no se les neutraliza con elecciones al parlamento estatal y regional, porque no es un producto nacional, es obra del imperialismo. El pueblo se ha de organizar en todo el Estado en un frente anticapitalista, antiimperialista e internacionalista. Se equivocan aquellos que creen que pueden frenar al fascismo como si fuese un fenómeno aislado e independiente del capitalismo. Por todo ello, es urgente el ensanchamiento y fortalecimiento del FRENTE ÚNICO DEL PUEBLO, configurado para dar la respuesta organizada con un programa revolucionario.

 

¡CON EL FRENTE ÚNICO DEL PUEBLO!

¡POR LA TRANSFORMACIÓN SOCIAL!

¡CONTRA EL IMPERIALISMO Y EL FASCISMO!

 

COMITÉ REGIONAL DE ANDALUCÍA DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE)




Deja un comentario