Ante su explotación solo cabe la lucha conjunta del proletariado

Los trabajadores de la planta de Amazon de San Fernando de Henares entraron en huelga en marzo para responder al convenio sectorial impuesto por la patronal. Desde entonces, los paros se han sucedido a lo largo del año: las jornadas de julio, saldadas con una brutal represión policial, y las del 23 y 24 de noviembre. Los obreros entrarán nuevamente en huelga el próximo puente de la Constitución –7, 8 y 9 de diciembre– y en el periodo de compras de regalos de Navidad y Reyes –del 15 al 30 de diciembre y el día 3 de enero–. Sin embargo, a pesar del seguimiento masivo que tuvieron las huelgas pasadas y que tendrán los paros futuros, este no es suficiente para luchar contra el capital. La empresa, en todas estas huelgas, ha empleado todas las herramientas que estaban a su alcance para evitar que los paros repercutieran en sus ingentes beneficios.

Los medios empleados por la patronal han ido desde las amenazas de despido a trabajadores temporales que secundaron la huelga de marzo, hasta la contratación de trabajadores de Empresas de Trabajo Temporal (ETT) para suplir a los obreros de la planta de San Fernando de Henares que secundaron los paros, vulnerando así de forma directa el derecho a la huelga.

No obstante, la forma más eficaz que tiene Amazon de evitar que la lucha de los trabajadores surta efecto es trasladar la producción de San Fernando de Henares al centro situado en El Prat (Barcelona). En efecto, en los días previos a los paros, la multinacional procedió a trasladar la producción a este centro con el fin de evitar las pérdidas considerables que supondría una huelga en las ganancias de la patronal.

Ante esta situación, los trabajadores no podemos quedarnos de brazos cruzados, pues las condiciones de miseria que sufren nuestros compañeros de San Fernando de Henares las sufrimos también en Catalunya, al igual que las padecen en Alemania, Francia o Italia, países que secundaron las huelgas convocadas en el Estado español.

De este modo, la única herramienta que tenemos los obreros para hacer frente al capital y conquistar los derechos que nos han arrebatado es la unidad de clase y el internacionalismo proletario.

Sin una lucha conjunta que sirva para parar simultáneamente los centros logísticos de San Fernando de Henares y El Prat, no se conseguirá paralizar la producción. Nuestros objetivos estarán lejos de cumplirse, ya que a la patronal no le supone esfuerzo alguno trasladar la producción de un centro a otro. La carga de trabajo de San Fernando de Henares acaba recayendo en los compañeros de Barcelona y los esfuerzos y sacrificios de los compañeros en huelga apenas tienen efecto.

La patronal está organizada. Es el momento de que la clase trabajadora se una y luche de forma conjunta contra la explotación y la miseria a la que nos somete la burguesía, pues de ella dependen los enormes beneficios que obtienen a costa de nuestro trabajo y de nuestra salud.

Por consiguiente, llamamos a los trabajadores de El Prat a que secunden los próximos paros que tendrán lugar en San Fernando de Henares el 7, el 8 y el 9 de diciembre, así como los del 15 al 30 del mismo mes y los del día 3 de enero.

 

 

Solo a través de la organización y la lucha de nuestra clase podremos hacer frente a los envites del capital.

 

 

¡Ante su explotación nuestra unidad!

 

¡Que viva la lucha de la clase obrera!

 

 

Comité Regional del Partido Comunista Obrero Español (PCOE) en Madrid




Deja un comentario