venezuela-embajador-keZ--620x349@abc

Ataque a la embajada de Venezuela en Madrid: El fascismo campa a sus anchas en el Estado Español

Madrid fue anoche testigo del avance del fascismo en el Estado Español. El Centro de la Diversidad Cultural de Venezuela, ente perteneciente a la embajada de Venezuela, fue atacado ayer por la tarde por un grupo de fascistas amparados y protegidos por la Policía Nacional y Local.

aEl acto –Venezuela por la justicia y por la paz. No a la impunidad– se estaba llevando a cabo en dicho centro por las víctimas de los actos fascistas en Venezuela en forma de guarimbas, con la presencia del embajador Mario Isea y de otras personalidades oficiales del país latinoamericano.

La oposición fascista -apoyada, financiada y amparada por el imperialismo y, por ende, por el Estado Español- vio la oportunidad de actuar y, como perros sarnosos que son, no desperdiciaron la impunidad que disfrutan para tratar de reventar el acto y mantener secuestrados a los asistentes al acto durante varias horas.

La policía, tanto Nacional como Local, actuaron como auténticos lacayos del fascismo permitiendo la concentración de la turba fascista y, lejos de disolverla -cuando claramente se estaba perturbando el orden público y había un peligro real para los asistentes al evento- protegió a los concentrados en sus ataques al Centro de la Diversidad Cultural de Venezuela. Incluso, aquellos antifascistas que acudieron para impedir que el ataque continuara y que pudieran salir todos los asistentes cuanto antes -había gente mayor que llevaba dentro secuestrada durante horas- fueron detenidos, cacheados e identificados por la policía y posteriormente retenidos durante horas evidenciando así de qué parte están los cuerpos de represión del estado: siempre del lado de los criminales y asesinos y contra el pueblo trabajador que sufre la violencia.

Este acto pone de relieve varias cuestiones. La primera de ellas, el avance del fascismo en la capital y en el Estado Español, que ya campa a sus anchas y empieza a tener la confianza de que las calles son suyas y pueden actuar impunemente en ellas. La segunda, que el Estado, su prensa y sus cuerpos de represión juegan un papel fundamental en la cuestión del avance e impunidad del fascismo, amparándolo, portegiéndolo cuando no directamente financiándolo. Y, por último, que el pueblo trabajador, español o venezolano, no puede esperar otra cosa que violencia de este sistema criminal que apoya al fascismo.

El ataque a un ente de una embajada y a su emabajador es un acto de una gravedad extrema. Se ha violado la integridad del territorio venezolano y de su embajador en España, y el Estado español, como poco, no lo ha impedido. Si la situación hubiese sido la contraria (que la embajada española en Venezuela hubiese sufirdo este ataque) no faltaría la cobertura mediática desde el primer minuto y la solicitud del imperialismo norteamericano y europeo de una intervención militar allí.

El Partido Comunista Obrero Español denuncia este ataque a la Embajada de Venezuela en Madrid, así como el amparo y apoyo al fascismo, tanto nacional como internacional, que el Estado Español está proporcionando. Es hora de fortalecer el internacionalismo proletario que aplaste al fascismo en todas sus formas y nacionalidades y de mandar al sistema capitalista que lo abriga al basurero de la historia.

COMISIÓN DE AGITACIÓN Y PROPAGANDA DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE)




Deja un comentario