¿Candidez o Irresponsabilidad? El imperialismo se ha marcado dar el golpe de gracia a Venezuela

La situación actual de Venezuela evidencia las razones que entraña el análisis marxista de que todo cuanto acontece en el mundo, solo es explicable desde el punto de vista de la lucha de clases que siempre, y mucho más en los momentos supremos, adquiere una  dimensión internacional.

Las fuerzas reaccionarias internas contando con el apoyo y las orientaciones del imperialismo, tratan de desestabilizar el régimen, hasta crear las condiciones más beneficiosas para ellas y para la “justificación” de una intervención militar  de los EE.UU y sus aliados en el país.

Voces de destacadas figuras de la burguesía internacional como el caso de Uribe, piden ya sin reparo la intervención militar. La prensa internacional miente descaradamente sobre el carácter de la “revolución” bolivariana, intentando crear una corriente de opinión mundial claramente a favor de dicha intervención. Sin duda, el capitalismo internacional, basándose en el análisis del debilitamiento de las fuerzas progresistas de Venezuela y las de su entorno –Brasil, Argentina…- han decidido que es el momento oportuno para asestar el golpe mortal a las ilusiones del pueblo venezolano.

En Venezuela la lucha de clases está en constante desarrollo desde que en el 2002, el imperialismo americano y europeo intentaron un golpe de Estado para aniquilar las políticas antiimperialistas del gobierno chavizta. Sin embargo, pese a la intervención y a la bravura del pueblo venezolano, los golpistas, la burguesía y el imperialismo, conservaron posiciones en un falso entendimiento de lo que es y debe ser la democracia para el pueblo trabajador y desde entonces no han cesado de poner trabas a la gobernanza del país.

Son posiciones estratégicas que han permitido a la burguesía llevar a cabo una labor de zapa que entorpece la dirección económica y política, con el propósito de desacreditar  al gobierno. De todas formas, la burguesía ha hecho suyo el principio de que en la lucha de clases todos los medios son buenos para alcanzar sus objetivos.

Una vez más el PCOE en aras del internacionalismo proletario se alinea al lado del pueblo trabajador de Venezuela y lo apoyará sin condiciones contra la reacción doméstica e internacional. Todo pueblo, toda nación,  tiene el derecho inalienable de elegir los medios que considere oportunos para alcanzar sus objetivos. Al mismo tiempo hacemos un llamamiento a las fuerzas revolucionarias y progresistas del mundo, para hacer frente a las patrañas de los imperios y de sus gobiernos títeres, que no reparan en las graves consecuencias, con tal de someter bajo su férula a todos los gobiernos antiimperialistas.

Las experiencias de Venezuela nos demuestran una vez más, que la clase obrera y las clases populares han de tomar conciencia de su fuerza invencible. Si permanecen unidas, bajo la bandera del antiimperialismo y con el objetivo definido de exterminar el poder burgués, el triunfo será aplastante, pero para ello ha de hacer caso a la historia, que se muestra inapelable en la lucha de clases. No puede haber tránsito hacia la sociedad socialista a través de la conciliación de clases antagónicas, pues no solo es un error, sino ridículo y peligroso pensar que la burguesía autóctona y el imperialismo van a compartir pacíficamente dicho tránsito, sabiendo que en ello va su existencia como clase.

Son demasiadas veces las que el imperialismo ha  truncado las aspiraciones de las clases trabajadoras, de los pueblos, para seguir manteniendo la idea de que el capitalismo es una democracia para todos, en la que tiene cabida cualquier ideología y que por supuesto, desde sus instituciones se puede llegar al socialismo. Los trabajadores y los parias del mundo sólo tienen una salida: Destruir a la burguesía y su dictadura, ¡Socialismo o Barbarie!.

Comité Ejecutivo del Partido Comunista Obrero Español (P.C.O.E.)




Deja un comentario