portada

Continúan los desahucios en A Coruña a pesar del cambio de gobierno

La vivienda es una de las necesidades principales de los trabajadores que se encuentra bajo el yugo de las famosas hipotecas que tan encantada nos da la burguesía financiera a través de sus entidades bancarias. El crédito nos hace dar un primer paso a la deuda y, a su vez, nos hace dar un paso hacia la esclavitud.

En A Coruña, como en el resto de España, se vive esa esclavitud cotidianamente: ocurren una media de dos desahucios al día y el 20% de ellos corresponden a viviendas hipotecadas [1]. Esto representa una soga al cuello para la clase obrera, pues los desahucios son sólo la punta del iceberg. Antes de ser desprovisto de su hogar, al trabajador se le despoja de su empleo o de su escasa pensión. Además, recordemos que en España uno de cada cinco trabajadores cobra menos de 300 euros [2] y que los recortes en Sanidad, Educación, Servicios Sociales y Pensiones alcanzan los 121 mil millones de euros [3]. Todo esto es producto del sistema capitalista capitaneado por la Unión Europea y el Partido Popular.

Nos encontramos también con un intento de las instituciones por lavar su imagen, ya que si bien es cierto que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) declara ilegal y abusiva la ley que regula los desahucios en España [4], esas declaraciones no van más allá de la noticia y entran en contradicción con los recortes que impone Bruselas, que precarizan la situación de la clase obrera, y los aplausos de Europa ante el rescate de la banca española. [5]

Los jueces de la Audiencia Provincial de A Coruña actúan, además, como órganos ejecutores de la burguesía, rompiendo la baza a favor de las entidades bancarias justificándolo con “si los bancos no escribiesen cláusulas abusivas, no podrían conceder hipotecas” o se atreven, incluso, a asegurar que lo mejor para un afectado es que lo desahucien [6].

Para más inri, el obrero se ve engañado por el gobierno local coruñés, actualmente Marea Atlántica, entre cuyas promesas se encontraba la paralización de las ejecuciones hipotecarias y que se han convertido en papel mojado. Entre las propuestas del ayuntamiento para los afectados por los desahucios se encuentran el alquiler de una sola habitación para parejas o compartir vivienda municipal con otra familia, una solución que para nada garantiza el derecho a una vivienda digna y sólo humilla al afectado. Sin embargo, vemos que el alcalde Xulio Ferreiro no tiene ningún inconveniente en acordar convenios con Hijos de Rivera para favorecer a Estrella Galicia [7]. Entre clases sociales con intereses antagónicos no puede existir una política de consenso, sólo un refuerzo de la clase dominante.

sa

El alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, visitó la fábrica de Estrella Galicia

Vemos que, al final, la estructura capitalista en la que se sustenta el Estado tiene presencia en todas las instituciones, independientemente del muñeco que las represente. Es por ello que, para garantizar la vivienda, hay que garantizar el empleo para todos y eso sólo será posible si los medios de producción están al servicio del pueblo. Por tanto, la lucha por la vivienda no debe ser un frente aislado, sino que debe unirse a otras luchas de la clase obrera, en especial la de los centros de trabajo. Esa unión debe dar lugar al Frente Único del Pueblo y debe combatir al Estado burgués en todos sus flancos: desde los Municipios hasta el Parlamento, pasando por las Comunidades Autónomas. Por esto, la única vía para los obreros es la superación del capitalismo y la revolución por un Estado Socialista.

Andrés P. Militante del PCOE en Galicia

Continúan os desafiuzamentos en A Coruña malia o cambio de goberno

A vivenda é unha das necesidades principais dos traballadores que se encontra baixo o xugo das famosas hipotecas que tan encantada nos da a burguesía financieira a través das súas entidades bancarias. O crédito fainos dar un primeiro paso cara a débeda e, á súa vez, fainos dar un primeiro paso cara a escravitude.

Na Coruña, como no resto de España, vívese esa escravitude cotidianamente: ocorren unha media de dous desafiuzamentos ó día e o 20% deles corresponden a vivendas hipotecadas [1]. Isto representa unha soga ó pescozo para a clase obreira, pois os desafiuzamentos son só a punta do iceberg. Antes de ser desprovisto do seu fogar, ó traballador despóxaselle do seu emprego ou da súa escasa pensión. Ademáis, recordemos que en España un de cada cinco traballadores cobra menos de 300 euros [2] e que os recortes en Sanidade, Ensino, Servizos Sociais e Pensións alcanzan os 121 mil millóns de euros [3]. Todo isto é produto do sistema capitalista capitaneado pola Unión Europea e o Partido Popular.

Encontrámonos tamén cun intento das institucións por lavala súa imaxe, xa que se ben é certo que o Tribunal de Xustiza da Unión Europea (TXUE) declara ilegal e abusiva a lei que regula os desafiuzamentos en España [4], esas declaracións non van máis aló do titular e entran en contradicción cos recortes que impón Bruxelas, que precarizan a situación da clase obreira, e os aprausos de Europa ante o rescate da banca española. [5]

Os xuices da Audiencia Provincial de A Coruña actúan, ademáis, como órganos executores da burguesía, rompendo a baza a favor das entidades bancarias xustificándoo con “se os bancos non escribisen cláusulas abusivas, non poderían conceder hipotecas” ou se atreven, incluso, a aseguraren que o mellor para un afectado é que o desafiucen [6].

Para máis inri, o obreiro vese enganado polo goberno local coruñés, actualmente Marea Atlántica, entre cuxas promesas encontrábase a paralización das execucións hipotecarias e que se convertiron en papel mollado. Entre as propostas do Concello para os afectados polos desafiuzamentos encóntranse o aluger dunha soa habitación para parellas ou compartir vivenda municipal con outra familia, opcións que para nada garantizan o dereito á vivenda digna e só humillan ó afectado. Sen embargo, vemos que o alcalde Xulio Ferreiro non ten ningún inconvinte en acordar convenios con Hijos de Rivera para favorecer a Estrella Galicia [7]. Entre clases sociais con intereses antagónicos non pode existir unha política de consenso, só un reforzo da clase dominante.

sa

El alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, visitó la fábrica de Estrella Galicia

Vemos que, ó final, a estructura capitalista na que se sustenta o Estado ten presenza en tódalas institucións, independentemente do boneco que as represente. É por isto que, para garantizala vivenda, hai que garantizalo emprego para todos e iso só será posible se os medios de producción están ó servizo do pobo. Por tanto, a loita pola vivenda non debe ser unha fronte illada, senón que debe xuntarse a outras loitas da clase obreira, en especial á dos centros de traballo. Esa unión debe dar lugar á Fronte Única do Pobo e debe combatir ó Estado burgues en tódolos seus flancos: dende os Municipios ata o Parlamento, pasando polas Comunidades Autónomas. Por iso, a única vía para os obreiros é a superación do capitalismo e a revolución por un Estado Socialista.

Andrés P. Militante do PCOE en Galiza

Referencias:

1- http://www.lavozdegalicia.es/noticia/coruna/coruna/2015/03/02/coruna-dos-desahucios-dia-80-alquileres/0003_201503H2C19912.htm

2- http://www.elperiodico.com/es/noticias/economia/uno-cada-cinco-trabajadores-cobra-menos-300-euros-5517237

3 – http://www.lamarea.com/2013/12/10/cuanto-ha-recortado-ya-el-pp/

4- http://www.elconfidencial.com/vivienda/2013-03-14/la-justicia-europea-considera-ilegal-y-abusiva-la-ley-espanola-que-regula-los-desahucios_194598/

5- http://www.elmundo.es/economia/2016/01/29/56abace3ca47419e518b4613.html

6 – http://kaosenlared.net/un-juez-de-a-coruna-decide-que-lo-mejor-para-una-afectada-es-que-la-desahucien/

7 – http://www.laopinioncoruna.es/coruna/2016/07/23/claves-convenio-estrella-galicia/1091192.html




Deja un comentario