El Gobierno “progresista” allana el camino al fascismo

Mientras el vicepresidente del gobierno español se jacta de ver series de televisión

 

Y el gobierno del que forma parte mantiene incólumes las reformas laborales del corrupto y reaccionario gobierno de Rajoy, la Ley Mordaza, se mantiene el pensionazo dado por el Gobierno de Zapatero que hace que se incremente la edad de jubilación y se reduzcan la cuantía de las pensiones, ya de por sí miserables, mientras están dando dineros públicos a manos llenas a los empresarios a la par que los salarios se estancan, congelan el salario mínimo interprofesional, priorizan los intereses económicos de los monopolios a la salud del pueblo, la deuda pública se acrecienta y la clase trabajadora constata como se depauperan sus condiciones vitales. Es decir, mientras la socialdemocracia podemita, los pseudofalangistas del PSOE y el oportunismo más asqueroso de IU/PCE en su gobierno antiobrero sirve a los empresarios, a la burguesía, éstos hacen su trabajo ideológico al objeto de ir aupando al fascismo a la toma del gobierno, puesto que el Estado es fascista desde 1939, y de ir sembrando el anticomunismo. Ahí tenemos a los juntaletras reaccionarios, auténticos parásitos que los capitalistas alimentan para inocular el anticomunismo con sus embrollos y trolas, como Jiménez Losantos o Pío Moa y sus libelos, por no hablar de los esbirros del micrófono como Herrera, Alsina y demás reaccionarios de las ondas radiofónicas y televisivas poniendo un día sí y otro también a parir al comunismo, culpabilizándolo absolutamente de todo pues, según ellos, éste se halla en el Gobierno.

La ofensiva ideológica es clara, mientras el Gobierno de socialfascistas y oportunistas sigue sirviendo a los monopolios, mientras sigue arremetiendo contra el pueblo al no alterar, en lo absoluto, las políticas efectuadas durante estas cuatro décadas, mientras la clase obrera comprueba como la desigualdad se acentúa, como se depauperan sus condiciones de vida y se les niega el derecho al trabajo, mientras comprueban que los desahucios se siguen produciendo y la juventud obrera no tiene futuro ni perspectiva alguna, en definitiva, mientras constatan la inactividad de ese Gobierno de supuesta izquierda para subsanar sus problemas cotidianos, cada día más acuciantes, los fascistas señalan la culpa de la situación miserable del pueblo trabajador al comunismo con argumentos como que “Pedro Sánchez es un revolucionario que con Iglesias quieren sovietizar España”, o que “hay un virus más dañino aún que la COVid-19, el comunismo anidando en las instituciones públicas”, por no hablar de que “La ETA y el FRAP están en el gobierno” o, incluso, culpabilizando directamente al comunismo de la COVID-19, como aquellos que abrazan el clerofascismo.

Y mientras, los fascistas se desgañitan culpando al comunismo de todo, a pesar de que tanto el gobierno “progresista” como los fascistas son iguales de burgueses y de capitalistas y, cómo no, enemigos acérrimos del comunismo y de la clase obrera.

Los supuestos “comunistas” del Gobierno de “progreso”, no han dudado en estos días navideños, mediante la Fiscalía Anticorrupción – nombrada por la Fiscal General del Estado que, a su vez, está nombrada por el Gobierno – pedir al Juzgado Central de Instrucción número 5 el archivo de la pieza Entidades en la que se investiga si el Banco HSBC junto con el Banco de Santander y BNP Paribas colaboraron en la fuga de capitales hacia Suiza realizada por evasores entre 2005 y 2008 con la intención de ocultarlos del erario público español atentando contra la Hacienda Pública. ¡Ahí tenemos a los supuestos comunistas de Jiménez Losantos y demás escoria fascista del Gobierno! Los mismos que untan con dineros a estos sicarios de la plumilla y del micrófono, la banca, los grandes capitalistas, los ladrones de cuello blanco, son los beneficiados por el Gobierno del PSOE y de PODEMOS-IU-PCE ¿Esta es la sovietización de España de la que habla Pío Moa cuándo resulta que el Gobierno pide la inmunidad de los ladrones de cuello blanco, cuando pretenden salvar la monarquía que simboliza todas las esencias fascistas del Estado, mira hacia otro lado ante el fascismo institucionalizado en el Ejército a la par que reprime a los pocos militares que se oponen a este? Por no hablar de la concentración bancaria que se está produciendo en el Estado español y que el gobierno está estimulando siguiendo a pies juntillas las directrices de la Unión Europea.

La izquierda real está fuera del Parlamento y del Gobierno, la única alternativa al capitalismo y toda su podredumbre es el comunismo por eso los fascistas pretenden grabar en el cerebro de los trabajadores que todo lo malo que acontece es por culpa del comunismo y los comunistas cuando, en realidad, no es más que los efectos del sistema caduco y criminal que defienden: el capitalismo.

La forma de actuar de los capitalistas, de los diferentes esbirros del capital –todos ellos iguales de anticomunistas – nos muestra cual es el único adversario que ellos conciben y admiten: El Comunismo. Y es que la burguesía sabe, a carta cabal, que la única alternativa a su tiranía y a la barbarie capitalista es que el pueblo trabajador sea quien imponga su dictado, que tenga en sus manos todos los medios de producción implicando ello su avance inexorable hacia la consecución del comunismo. La burguesía es plenamente consciente de que el mundo o será comunista o no será y trata de impedirlo con y por todos los medios, por ello hoy, y siempre, toca atizar al comunismo, porque es la única tabla de salvación que tiene y porque ya huelen que el proletariado dirigido por su ideología, el marxismo-leninismo, vamos mandar al capitalismo donde le corresponde, que no es otro sitio que el estercolero de la historia, y con él a todos los parásitos que viven de engañar y embrutecer a la clase obrera.

 

¡El fascismo no pasará!

¡Por la República Socialista!

¡Socialismo o barbarie!

 

Madrid, 30 de diciembre de 2020

COMITÉ EJECUTIVO DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)




Deja un comentario