El PCOE en la Concentración en Sevilla de apoyo a la huelga del metal de Cádiz

image_pdfimage_print

El PCOE ha estado presente en la concentración convocada en Sevilla este lunes 22 de noviembre de apoyo a la huelga del metal que se está dando en Cádiz, además se han repartido octavillas a los asistentes haciéndoles llegar el mensaje de los comunistas. Las diferentes intervenciones del acto tenían la misma esencia reformista, pidiendo más carga de trabajo, un convenio digno o la derogación de la reforma laboral. Entre estas intervenciones ha estado la de CCOO, la del PCE y la de Adelante Andalucía, quienes han tenido la poca vergüenza de asistir a la concentración, siendo ellos unos de los principales culpables de la situación actual de la clase trabajadora y de su desmovilización, muestra de ello han sido los abucheos que algunos de ellos han recibido.

Nuestro mensaje ha sido claro, la clase trabajadora no se va a librar de su opresión con más carga de trabajo, ni con una nueva reforma laboral o con un aumento de salarios. Hace tiempo que no hay cabida para más medidas reformistas, ya que estas no atacan la raíz del problema, el cual no es otro que el sistema capitalista, un sistema caduco. La única salida para los trabajadores de Cádiz y para los trabajadores del resto del país es la unidad y la organización en torno a un Frente Único del Pueblo, no para perseguir reformas que no solucionan nada, sino para unir todas las luchas en una, ponerle fin a este sistema criminal y construir el socialismo, un sistema en el cual todos los recursos y riquezas estén al servicio de la clase obrera.

A continuación se expone la octavilla repartida en la concentración:

“El Partido Comunista Obrero Español muestra todo su ánimo y apoyo a los trabajadores en huelga en el sector del metal en Cádiz. Los trabajadores del metal, de larga tradición en la lucha para defender sus condiciones laborales, han salido sin dudar a la huelga para, una vez más, mantener sus derechos.

En la fase actual del capitalismo no hay ya margen de mejora en las condiciones laborales y de vida del proletariado. La burguesía arrecia en sus políticas contra la clase trabajadora cada día más, pues es su única vía de subsistencia ante una tasa de ganancia decreciente inherente en el sistema capitalista.

La huelga del metal en Cádiz es un ejemplo más de la vigencia del marxismo leninismo y de esta Ley de la tendencia decreciente de la tasa de ganancia en el capitalismo. Por un lado, la patronal propone congelar los salarios o incluso reducirlos mientras los sindicatos vendidos y amarillos CCOO y UGT proponen subidas ridículas teniendo en cuenta el alza de los precios.

El alza de los precios debido a la inflación ha llegado ya al 5,4% en el mes de octubre, lo que supone un aumento de 1,4 puntos respecto al mes anterior. Se trata de la tasa más elevada desde septiembre de 1992. La última oferta de la patronal, según CCOO, es aumentar los salarios un 1,6% este año y un 2,1% en 2022 y en 2023. Pero los sindicatos vendidos CCOO y UGT ni se plantean vincular el aumento salarial al IPC sumando a ello un porcentaje de aumento real.

CCOO y UGT, expertos en traicionar a la clase trabajadora, firmando como vemos rebajas de las condiciones laborales, actuarán igual que en estos casos para con los compañeros del metal en Cádiz. Los trabajadores, no solo del metal en Cádiz, sino los del conjunto del Estado español en cada sector debemos afrontar la realidad que se impone hoy: CCOO y UGT son herramientas del Estado y, por ende, de la patronal, para liquidar las condiciones laborales de la clase trabajadora.

Solo el sindicalismo de clase y combativo permitirá a la clase obrera forjarse en la lucha por liberarse del yugo que hoy tiene, que va mucho más allá del salario en sí mismo, sino que le atenaza con la temporalidad, el paro, los despidos colectivos (ERE y ERTE), el alza de los precios, la pérdida de servicios públicos, la caída de pensiones y la imposibilidad de jubilarse en el futuro, etcétera.

Pero la clase trabajadora no puede quedarse en las luchas por mejoras económicas que se están dando en diferentes sectores, como la huelga de Tubacex, la cual ha durado siete meses, la huelga de Renfe o incluso las protestas que se han dado en el sector público. La realidad es que el imperialismo distribuye internacionalmente el trabajo y decide el papel que le corresponde a la economía española, y concretamente a la andaluza. La condición para que el Estado español entrara en la Comunidad Económica Europea (CEE) fue la reconversión industrial de España, y en ese proceso de la destrucción de la industria y tercerización de la economía española nos encontramos desde hace prácticamente 5 décadas.

Las condiciones de vida pésimas que viven los trabajadores se reflejan en el aumento de conflictos laborales, pero como se ha visto en repetidas ocasiones estas luchas aisladas nunca serán un triunfo para la clase trabajadora. Por lo que todas estas luchas deben unirse, ya que forman parte de una única lucha, la lucha de clases, y de un mismo problema, el sistema capitalista, un sistema que funciona a base de la explotación de la clase trabajadora.

La única salida para la clase trabajadora es organizarse en torno a un Frente Único del Pueblo, es el momento de unir todas las luchas de los diferentes sectores que conforman la clase obrera – centros de trabajo, juventud obrera, estudiantes, por una sanidad y una educación pública y universal, por pensiones de jubilación dignas, etcétera – en una única lucha de clase contra los empresarios, su sistema económico – capitalismo – y su Estado.”

 

¡POR LA UNIDAD DE LA CLASE TRABAJADORA CONTRA EL CAPITALISMO!

¡POR EL SOCIALISMO!

Comité Provincial del PCOE en Sevilla




Deja un comentario