El pueblo andaluz ha de unirse al pueblo catalán para liberarse

Bajo un Estado español cuyos cimientos surgieron del golpe militar fascista de 1936 para proteger los intereses de la oligarquía financiera y terrateniente, cuyo lema era y es “España, una, grande y libre”, el pueblo catalán no puede esperar que se le permita ni siquiera plantear el derecho de autodeterminación.

El Estado español empleará toda la violencia que sea necesaria para aplacar las ansias de libertad del pueblo catalán, de la misma manera que usará todas las estrategias y las cloacas para infiltrar y criminalizar todo movimiento de resistencia por muy pacífica que sea, con el objetivo de justificar ante la opinión pública española la represión más descarnada.

Una pequeña muestra es que la Audiencia Nacional ha ordenado el cierre de la página web de Tsumani Democràtic por delito de terrorismo. El mismo juzgado es el que investiga a 9 miembros de los CDR también por terrorismo. En la televisión catalana ni siquiera se permite utilizar expresiones como “Exilio” o “Presos políticos”.

Bajo ese mismo Estado español los jornaleros, pequeños campesinos y obreros andaluces no podrán salir del subdesarrollo, la sobre-explotación y la miseria a la que se dirige de manera vertiginosa (7 de cada 10 andaluces no llega a fin de mes, según la “Red andaluza de lucha contra la pobreza y la exclusión social”). Y eso es así porque la misma oligarquía financiera y terrateniente que empleó a sus mercenarios fascistas en 1936 necesita someter a una región rica en recursos naturales como Andalucía que le suministre materias primas y mano de obra baratas para sus industrias y otros negocios.

Por tanto, el pueblo trabajador catalán y andaluz tienen un enemigo común que es el Estado español y los monopolios a los que representa. Enemigo común también son todas las fuerzas políticas del parlamento cómplices y encubridoras del fascismo y el régimen de explotación capitalista.

Al mismo tiempo, bajo el poder de los monopolios transnacionales, no habrá nación soberana. Toda nación bajo el poder del Capital deberá someter a las clases populares a la esclavitud conforme la crisis se hace más profunda. Por ello también, las clases obreras de los distintos países y naciones han de solidarizarse entre sí para hacer frente a todas las agresiones que imponen los poderes económicos y financieros mundiales, representados por instituciones como la Unión Europea, el Banco Central Europeo, el FMI o el Banco Mundial.

Desde el Comité Regional del PCOE en Andalucía mostramos nuestra solidaridad con el pueblo trabajador catalán en su lucha por su legítima aspiración a la autodeterminación y hacemos un llamamiento a las clases populares de Andalucía a unirse a esa lucha que debe pasar por derrocar al Estado español construyendo un poder obrero y popular desde abajo, construyendo un Frente Único del Pueblo.

Sólo el Socialismo acabará de una vez con el fascismo y su causa principal: el capitalismo.

Comité Regional del Partido Comunista Obrero Español en Andalucía



Deja un comentario