El pueblo sevillano debe organizarse contra el fascismo

El fascismo es capitalismo en descomposición. Conforme más se agudizan las contradicciones en el capitalismo, más crece el fascismo como punta de lanza del imperialismo, como herramienta para reprimir a las clases populares ante cualquier signo de rebeldía. El freno que este sistema supone para el desarrollo humano y la miseria absoluta en la que sume al pueblo trabajador, hacen que el descontento y la frustración crezcan, generando cada vez más confrontaciones que cuestionan al propio capitalismo. Es por ello que el fascismo crece en estas circunstancias, aupado además por la falta de respuestas por parte de la clase política, dónde tanto la derecha más rancia, como la “izquierda” del sistema, son incapaces de dar soluciones a los problemas de la clase trabajadora que cada día sufre más precariedad y miseria.

En estas circunstancias, en la Asociación de Vecinos del barrio de San Diego en Sevilla han aparecido pintadas fascistas que van dirigidas contra los “rojos”, o sea, contra los comunistas. Y es que bien saben los fascistas que son los comunistas los únicos que plantan cara al fascismo, que se encuentra completamente institucionalizado en el Estado español y sin nadie que lo frene.

Mientras que desde las instituciones se permiten partidos abiertamente fascistas como España 2000, que no esconden su criminal ideología, y mientras se ilegalizan partidos comunistas e independentistas, estos fascistas aprovechan el descontento que provocan tanto la derecha del sistema como el oportunismo de “izquierdas”, para lanzar proclamas como “una banca pública para los españoles”.

Ante este auge del fascismo, que continuará creciendo mientras el pueblo organizado no acabe con el capitalismo y construya el socialismo, los comunistas tenemos la misión de dar nuestra visión al pueblo, de ofrecer una salida revolucionaria a los problemas que el capitalismo no puede resolver.

Los comunistas debemos salir a las calles y llevar nuestro mensaje al pueblo, confrontar el fascismo en las calles y no dejar que los barrios se conviertan en un caladero para que éste crezca. Es la hora de los comunistas, y para ello es necesaria la unidad comunista, la unidad de acción en los barrios, en los centros de trabajo y de estudio y en cualquier lugar donde la clase obrera esté presente.

Si los comunistas no damos un paso al frente y organizamos a la clase obrera, si no fusionamos la política marxista-leninista con las masas y construimos un poder obrero que sirva para destruir el capitalismo y construir el socialismo, el fascismo seguirá avanzando ante la descomposición absoluta del sistema, que sólo puede generar ya precariedad, miseria y muertes para la clase trabajadora.

Hacemos un llamamiento al pueblo sevillano a que se organice en torno a un Frente Único del Pueblo para frenar al fascismo y expulsarlo de nuestros barrios y para construir el socialismo, única salida a los problemas del pueblo trabajador. Hacemos también un llamamiento a todos los comunistas a buscar la unidad de acción para organizar a la clase trabajadora.

 

¡El pueblo sevillano debe organizarse contra el fascismo!

¡El fascismo es capitalismo en descomposición!

¡Socialismo o muerte!

Comité Provincial del Partido Comunista Obrero Español (PCOE) en Sevilla




Deja un comentario