¡Estudiante, organízate con el PCOE!

Comienza el curso escolar, y muchos estudiantes de la clase obrera se ven abocados a pedir becas para poder estudiar, mientras que los partidos del Régimen alardean de Educación Pública.

Cuando los estudiantes pedimos una beca al Estado, lo hacemos con el miedo de: primero, que nos la concedan; segundo, que lo hagan a tiempo, pues normalmente lo hacen a mitad del curso, y esto deja fuera de los estudios a muchos hijos de obreros que no pueden hacer frente a los gastos iniciales de la Educación Pública; y tercero, dejar a un lado los problemas internos de las familias obreras (económicos, sociales, familiares…) y aprobar todo para no tener que devolver la irrisoria beca que el Estado no concede.

Este último punto prácticamente deja fuera a los estudiantes que padecen enfermedades mentales, tales como ansiedad, depresión, entre otras, así como los mencionados problemas internos que toda familia de obrero sufre por las inclemencias a las que nos somete el salvaje capitalismo.

Nos venden la educación gratuita, cuando, en el caso de los universitarios, tenemos que pagar tasas abusivas, que de repetir curso, se incrementan hasta unos cien euros de media por asignatura “repetida”, y en caso de repetir no optamos a la ayuda del Estado. ¿Dónde está esa educación pública? Ha quedado más que patente que en el capitalismo la educación está hecha para los hijos de los burgueses, que pueden pagarse las carreras sin presentarse, mientras los hijos de obreros tenemos que compaginar el trabajo con el estudio, porque muchas veces ni con la ayuda de nuestros padres, ni con la “ayuda” del Estado somos capaces de hacer frente al coste educativo.

A todo esto se suma que la educación en el capitalismo es un bien de mercado más, que la burguesía usa para obtener beneficios sin importar la calidad de la misma. De esta forma la educación pasa a estar cada día más privatizada, recortando las inversiones del Estado – herramienta de los monopolios en manos de la burguesía – en educación pública, que hacen imposible para muchos hijos de obrero acceder a determinados estudios, dejando como única alternativa el sector privado.

La única solución que los obreros tienen para obtener una educación de calidad es organizarse para tumbar revolucionariamente el capitalismo y construir el socialismo, de forma que la educación pase de ser una mercancía a un bien social y un derecho real para todo el pueblo.

 

¡Sólo el socialismo garantiza una educación de calidad para los trabajadores!

 

COMITÉ PROVINCIAL DE CIUDAD REAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE)




Deja un comentario