La clase obrera sólo tiene una salida

Decíamos, en nuestro análisis tras las elecciones del 20D, que todos los caballos de la burguesía habían perdido, como se está pudiendo comprobar. La ingobernabilidad y la inestabilidad política son un hecho y, las encuestas de los medios de manipulación informativa burgueses, en sus movimientos para influenciar en la composición de un gobierno, describen que el actual escenario proseguirá a lo largo del tiempo.

Los meses de enero y de febrero han mostrado el enorme grado de erosión de esta democracia burguesa, devastada por completo por la corrupción y por la crisis económica, cada vez más profunda como consecuencia de los efectos de las medidas adoptadas por los gobiernos al servicio de los monopolios tanto de PSOE como del PP.

La conformación de un gobierno está siendo un sainete con el que la burguesía está distrayendo al Pueblo a la par que las empresas siguen haciendo EREs, siguen machacando a los trabajadores y violando con absoluta impunidad los inexistentes derechos de los trabajadores, los cuales son reprimidos hasta por escribir en las redes sociales en un estado absolutamente reaccionario donde se evidencia que la existencia o no de un gobierno poco importa pues quien realmente dirige políticamente el país, los monopolios no ha perdido un ápice de poder.  De hecho ya lo anunciaba el Presidente de la CEOE el pasado día 7 de diciembre cuando señalaba que ningún partido político de los que podían gobernar cuestionaba la política económica y que, en referencia a PODEMOS, “Aparte de ver a Pablo Iglesias más moderado, lo que hago es leer su programa y compararlo con los que presentaron en las europeas y las autonómicas y municipales. Van haciendo un programa cada vez más parecido a los demás que quieren ganar las elecciones.”.

En este interregno en el que los títeres de los monopolios pretenden conformar gobierno, hemos arribado al acuerdo firmado entre el PSOE y Ciudadanos. Un acuerdo que describe muy bien esta dictadura de la burguesía en formato democrático-burgués, donde cada uno de ellos admite reconocer que el acuerdo recoge el 80% de sus programas electorales y donde hay un denominador común: Otorgar impunidad a los empresarios, arrodillarse ante los bancos y machacar todavía más a los trabajadores, profundizando por la senda marcada tanto por Zapatero como Rajoy. El engaño y la traición contra el pueblo son tan patentes, que un mismo acuerdo en la página web de ciudadanos tiene un contenido literal diferente al de la página web del PSOE.

Pero por más piruetas y engaños que los trileros de la burguesía con escaño, y sin él, nos dibujen en sus televisiones, radios y periódicos, la realidad es que el sistema capitalista está quebrado, tanto en España como a  nivel mundial, y que de él lo que se esperan son el estallido de nuevas burbujas financieras,  advertencias de quiebras de estados y de deudas impagadas, todo ello anunciado por las  distintas agrupaciones de monopolios, como el Foro Económico Mundial. De hecho, el  informe presentado en enero en dicho Foro, señala que se presentan cuatro “amenazas principales que podría afectar a la estabilidad mundial en los próximos cinco o diez años”, dibujando el siguiente panorama:

  1. Incertidumbres en mercados emergentes, que hacen que éstos se tornen inestables como resultado de presiones sociales, políticas o económicas.
  2. Fricciones comerciales y políticas entre países, que hacen que el comercio y las inversiones se utilicen crecientemente como mandato para el poder geopolítico, con crecientes puntos álgidos.
  3. Proliferación de conflictos de bajo nivel, causados por el cambio tecnológico y la resistencia de las potencias principales a intervenir; conflictos que podrían fácilmente pasar a una guerra a gran escala.
  4. Progreso lento en cuanto a desafíos mundiales, en los que el estancamiento persistente en instituciones de gobernanza mundial lleva a la imposibilidad de hacer frente de manera adecuada a desafíos medioambientales y de desarrollo que son verdaderamente de naturaleza mundial.

Ante esta situación de crisis a nivel mundial, con una UE exigiendo que el estado español cumpla con el pago de la deuda y unas tasas de déficit que exigen más recortes sociales, forzado tras la modificación constitucional realizada por PP y PSOE en 2011 que contempla que por encima de los intereses del país están los intereses de los monopolios a los que debe pagar la deuda, y con una Deuda Pública que está en constante crecimiento en el 100% del PIB, que si se incluye la SAREB se ubica en torno al 150% del PIB, la burguesía  no tiene más salida que seguir machacando al Pueblo y a la clase obrera.

El momento actual lo define perfectamente el economista canadiense William White que indica  que “al sistema financiero global le sobreviene una peligrosa avalancha de impagos y bancarrotas que pondrá a prueba la estabilidad política y social mundial”  añadiendo que “la situación actual es peor que en 2007, puesto que las municiones macroeconómicas necesarias para combatir la crisis están prácticamente agotadas”, reconociendo no sólo que la crisis ha ganado en intensidad sino que no son capaces de combatirla, no saben qué hacer.

Por más teatro que hagan, el estado español está en quiebra económica y política. Por más que digan los diferentes lacayos de PSOE, C’s, PP o de la supuesta izquierda del sistema, tan burguesa y capitalista como los anteriores, la política ya está impuesta y definida por las agrupaciones mundiales de capitalistas y, se tarde más o menos en conformar el gobierno, todos ellos están por lo mismo: la Unión Europea, el Euro, por el mantenimiento del capitalismo y de la democracia burguesa, las guerras imperialistas en definitiva, por el mantenimiento del único rumbo que pueden seguir, el sostenimiento del orden mundial imperialista que acrecienta hasta el infinito la desigualdad y la explotación. Por ello, más temprano o más tarde, y siempre en aras de la siempre socorrida cuestión de estado, estos adláteres de los monopolios – que en el futuro formarán parte de los Consejos de Administración de las empresas – harán el gobierno que les impongan en las condiciones que los monopolios les dicten.

La clase obrera únicamente tiene una salida: Acabar con el capitalismo y levantar el socialismo. Los trabajadores debemos acabar con este sistema criminal que cada día nos reprime más, que objetivamente nos niega el desarrollo y la vida y que nos ha llevado a tasas de 10 suicidios diarios, de malnutrición infantil y donde la desigualdad es cada vez mayor, de tal modo que las 20 personas más ricas poseen una fortuna similar a los ingresos del 20% de su población más pobre. Por todo ello,  objetivamente, no hay más salida para el proletariado que la Revolución Socialista, el socialismo y que el poder esté en manos de la clase obrera con un estado a su servicio. El Partido Comunista Obrero Español continuará trabajando con la clase obrera, en los centros de trabajo, en el campo, en los barrios, en la construcción de órganos de poder popular del proletariado, uniendo las luchas de los distintos sectores del proletariado en una única lucha contra el capitalismo (Frente Único del Pueblo), y uniendo a los comités de empresa, delegados y trabajadores para conseguir que en sus manos esté la producción (ACDT). Nadie vendrá a liberarnos pues la emancipación del proletariado sólo puede ser obra suya, armado de su partido, el Partido Comunista Obrero Español. Ante la agudización de la crisis del capitalismo, ante las nuevas estafas políticas que es lo único que puede ofertar la burguesía, es momento de redoblar los esfuerzos para llegar a los obreros, jornaleros, jubilados, mujeres, estudiantes, en definitiva, a todos los sectores del proletariado y conseguir que hagan suya la política del PCOE, pues únicamente son ellos organizados bajo una dirección revolucionaria, los que podrán llevar a término la misión que nos tiene encomendada la Historia: Mandar al capitalismo al estercolero de la Historia y construir el Socialismo.

¡POR EL DESARROLLO DEL  FRENTE ÚNICO DEL PUEBLO!

¡POR LA REFORMA AGRARIA ANTILATIFUNDISTA Y ANTIMONOPOLISTA!

¡FUERA DE LA UNIÓN EUROPEA Y DE LA OTAN!

¡ABAJO EL CAPITALISMO! ¡SOCIALISMO O BARBARIE!

 

COMITÉ EJECUTIVO DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)




Deja un comentario