dsc00704

La lucha por la Sanidad Pública en Andalucía (Tercera parte): La Marea del Cucharón (Jaén)

Coincidiendo con la deflagración del campo socialista, se inician las arremetidas del Capital mundial contra los logros de la Clase Obrera inspirada en los logros de los países socialistas. En 1989 se publica en Gran Bretaña Working for Patients, libro blanco para la privatización del servicio público de salud más importante de Europa Occidental, cuyo objetivo era la mercantilización y la gestión empresarial de la asistencia sanitaria.

Con el mismo objetivo el Congreso de los Diputados crea en 1990 crea la Comisión para la reforma del sistema sanitario presidida por el empresario franquista Abril Martorell. La estrategia que se impuso independientemente de quien gobernase era desmontar el sistema poco a poco, fragmentarlo para privatizar todo lo rentable e imponer en todos los servicios sanitarios públicos la gestión empresarial, es decir objetivos de ahorro y rentabilidad económica: Se privatizaron servicios de limpieza, cocinas, mantenimiento, lavandería, seguridad, archivo de historias, laboratorio, radiología, etc. Se introdujo masivamente la precariedad entre los trabajadores de la sanidad. De forma lenta, pero sistemática se fueron reduciendo plantillas y camas públicas, al tiempo que se extendía la concertación de las intervenciones quirúrgicas con la sanidad privada.

Fruto de esas medidas se pretende cerrar la cocina del hospital jiennense El Neveral, y contra ese cierre y la privatización de la sanidad es contra lo que luchan los trabajadores de esa cocina a través de la “Marea del Cucharón”. Análisis habló con estos trabajadores para conocer de primera mano su situación y su lucha.

el Proveedor Único de Alimentos (PUA) para la provincia de Jaén. Incluye el Complejo Hospitalario de Jaén y los Hospitales de Úbeda y Linares, supuso la privatización de los almacenes de alimentos que proveían a las cocinas y la no contratación de 9 trabajadores de la bolsa de trabajo (son los ERE´S de la Administración, que es el principal contratante de trabajo precario, de España) y una merma de calidad considerable, consentida por el SAS que prefiere mirar para otro lado

Análisis: ¿Qué es “la marea del cucharón”? ¿Cómo surge y con qué finalidad?

Marea del Cucharón: Para ponernos en antecedentes, desde octubre del 2012, previa publicación del 1er concurso público, está adjudicado y funcionando el Proveedor Único de Alimentos (PUA) para la provincia de Jaén. Incluye el Complejo Hospitalario de Jaén y los Hospitales de Úbeda y Linares, supuso la privatización de los almacenes de alimentos que proveían a las cocinas y la no contratación de 9 trabajadores de la bolsa de trabajo (son los ERE´S de la Administración, que es el principal contratante de trabajo precario, de España) y una merma de calidad considerable, consentida por el SAS que prefiere mirar para otro lado, mientras se cambian menús para introducir ingredientes más baratos. Por ejemplo lenguado por panga a pesar de estar todo especificado en el contrato.

La marea surge de un grupo de WhatsApp, creado a raíz de la publicación del 2º concurso publico para el PUA de la provincia de Jaén, donde vemos que una de las novedades, con respecto al anterior es que contempla el cierre de la cocina de uno de los hospitales, antaño, llamado El Neveral. Entonces a todo el mundo le saltan las alarmas porque los funcionarios hemos recibido recortes de sueldo, de pagas extras, aumento de horas, nos quitan dinero por darnos de baja,… Poniendo un ejemplo, un cocinero que gana 1.100 €, si se da de baja por enfermedad no profesional o que no sea accidente de trabajo, le quitan hasta 420 € en un mes si llega a estar 21 días de incapacidad temporal. Como consecuencia la gente va a trabajar impedida y hasta con enfermedades contagiosas.

Pero el punto de inflexión llega con la privatización silenciosa de la Sanidad. Esa es la verdadera razón de ser de la Marea y es que todos vemos peligrar la Sanidad Publica y Universal. Los señores y señoras del SAS, no quieren gestionar el servicio publico. Lo usaron para colocar a quien colocaron y cuando vienen mal dadas, recurren a la Privatización ayudados de multinacionales y empresas financiadas por fondos de capital riesgo para que se hagan cargo de los servicios públicos. Todos sabemos cómo funcionan las empresas financiadas con esos fondos. Buscan una alta rentabilidad (ahora resulta que la sanidad tiene que ser rentable, o sea, un negocio, para ellos claro) aunque el riesgo también sea mayor. La rentabilidad viene de sustituir trabajadores por la mitad, en número y en sueldo y el riesgo es que la sociedad les diga “hasta aquí habéis llegado”. En eso estamos.

un cocinero que gana 1.100 €, si se da de baja por enfermedad no profesional o que no sea accidente de trabajo, le quitan hasta 420 € en un mes si llega a estar 21 días de incapacidad temporal. Como consecuencia la gente va a trabajar impedida y hasta con enfermedades contagiosas.

A: Si el servicio de cocina se cierra, ¿se les garantiza el puesto de trabajo a los/as profesionales afectados / as?

MC: Anteriormente lo explico (1ª privatización del almacén). En reunión con la Delegada de Salud, nos dijo que no se iban a perder puestos de trabajo. Claro si tienen precarios de sobra, con no renovarlos está resuelto. Además nos engañaban diciendo que la cocina no estaba claro que se fuera a cerrar ( no paran de desmantelarla, se han llevado la mitad del material y los equipos ). Y en caso de que se cerrase no estaba claro que supusiese la pérdida de los puestos de trabajo, que además no podíamos hablar de futuro porque estaba en manos de una comisión de expertos el evaluar cómo se iba a hacer. Entonces le dijimos que si no se podía hablar de futuro habláramos de pasado y que como prueba se ofrecía la privatización anterior del almacén, donde dejaron de contratar a 9 trabajadores y la bajada de calidad fue clara.

dsc00716

A: ¿En qué manera afecta a los pacientes que el servicio de cocina de “El Neveral” se cierre?

MC: Esta es la parte mas importante. Imagínense, hacer un arroz a las 11:00 para emplatarlo y mantenerlo recalentado hasta las 13:00 (tiempo estimado entre el emplatado, carga en el camión, transporte, descarga y reparto a los pacientes). Esa solución se ha tomado en otros hospitales pero, que están muy cerca unos de otros. La distancia de 13km y las fuertes pendientes y badenes, de la carretera del Nevera, tendrá como resultado que la comida llegue pegada a la tapa, reseca y pasada, por el recalentamiento continuo, mínimo durante dos horas. Además esta el tema del cambio de dietas sobre la marcha (algo bastante habitual), que seria imposible y el agravante de que son enfermos de oncológica y terminales que necesitan de los mejores cuidados en todos los sentidos y por supuesto la mejor comida posible y esa oportunidad se la van a quitar.

Al final lo que todos queremos es que esa Sanidad, que dicen que es la mejor del mundo, siga siéndolo. Pero para eso necesitamos, gestores profesionales, no títeres (muy bien pagados por cierto) expertos en la tijera, que terminan poniéndose en manos de multinacionales para que les hagan el trabajo sucio y que terminarán fagocitando la Sanidad Publica en su beneficio. O es que ahora resulta que las multinacionales los fondos buitres y de capital riesgo se dedican a las obras de caridad. Lo que ocurre, es que según estudios de mercado, encargados por estos negociantes, Europa es un magnifico lugar para hacer negocio, con los servicios públicos, porque es un cliente que siempre paga (el Estado, con nuestros impuestos). Y el negocio está claro porque no hay nada más rentable que reducir la plantilla a la mitad y además reducirle el sueldo, además de copagos, reducción de la carta de servicios, derivaciones a clínicas privadas, mutuas laborales, laboratorios y radiología privadas, etc…

Al final lo que todos queremos es que esa Sanidad, que dicen que es la mejor del mundo, siga siéndolo. Pero para eso necesitamos, gestores profesionales, no títeres (muy bien pagados por cierto) expertos en la tijera, que terminan poniéndose en manos de multinacionales para que les hagan el trabajo sucio y que terminarán fagocitando la Sanidad Publica en su beneficio. O es que ahora resulta que las multinacionales los fondos buitres y de capital riesgo se dedican a las obras de caridad.

A: Esta actuación por parte de la Administración, ¿ha sido negociada o consultada a través de los sindicatos o por algún otro medio con los trabajadores/as?

MC: No. ¡Con la excusa de que no se sabía lo que iban a hacer definitivamente! Claro, lo peor de todo, es que estamos en manos de esas corporaciones privadas que al final son las que deciden, qué se hace en la Sanidad. Porque el SAS a base de subcontratar los trabajos a realizar, se está vaciando de contenido, experiencia y saber hacer. Es una dejadez de funciones que al final lleva al abandono, por no saber qué hacer con los departamentos y servicios. Aunque ellos lo tienen muy claro: Privatizar y seguir Subcontratando. El trabajo y la responsabilidad no va con ellos. En cambio, el sueldo, las prevendas y la posición conseguida tras años de chanchulleo, es lo único que les interesa.

A: Cada vez son más las movilizaciones que a través de Plataformas, Mareas y sindicatos ponen de manifiesto que el servicio de la sanidad pública en Andalucía está sufriendo un grave deterioro que afecta ya no solo a los profesionales del sector, sino también a sus usuarios. En este sentido, “la marea del cucharón” ¿unirá su lucha a la que se viene dando en otros territorios andaluces?

MC: Por supuesto, esa es la idea, así como sumar a todos los colectivos posibles y a la sociedad Jiennense en general.




Deja un comentario