quarto

La situación de los obreros y jornaleros de la campiña sur empeora cada día

Viene dándose desde hace unos años hasta ahora especialmente acrecentada no ya una situación laboral precaria, sino de semi-esclavitud en toda la campiña sur cordobesa,en especial en muchas fábricas de cerámica, alfarerías, forjas, carpinterías, etc; de lugares como La Rambla o Montalbán, así como en empresas de movimientos de tierra y construcción (Montemayor, Fernán-Núñez, Montilla, Aguilar de la Frontera, Puente Genil, Santaella…) basándose ésta en jornadas interminables de 11 y 12 horas diarias de lunes a domingo en muchos casos y sin ningún tipo de contrato, con un sueldo de 4 euros la hora. Todo esto acompañado por toda clase de amenazas de despido, insultos y vejaciones constantes. Por si pudiera parecer poco este brutal atropello a la clase obrera por parte de la patronal el empresario en muchos casos intenta hacer ver al trabajador que debe estar agradecido como si fuera un perro faldero y debiera lamer la mano de su dueño.

No mejora dicha situación en el campo cordobés, no ya sólo en las campañas temporales sino también en la industria ligada a éstas. Un ejemplo de ello son los almacenes de ajos de Montalbán. Como si no hubiera pasado el tiempo, los dueños del latifundio, especialmente los de esta castigada zona del agro andaluz, no se conforman con que sus cuadrillas de jornaleros se ganen sus más que merecidos jornales en las 6 horas que estipula el marco legal, sino que estos señoritos comienzan a hacerse notar exhibiendo su total falta de empatía y una dantesca chulería para con los trabajadores eventuales agrarios haciendo uso del despido libre, obligando bajo amenazas de despido en muchas ocasiones a dar horas extra convirtiendo una jornada de 6 horas en jornadas a destajo y profiriendo sobre sus trabajadores toda clase de insultos y agresiones no sólo verbales sino físicas en algún que otro caso, a menudo con el consentimiento de la supuesta izquierda reformista y revisionista de la cual forman parte muchos de estos “empresarios modelos”, teniendo una estrecha amistad con los ayuntamientos de la zona, abarcando desde Montemayor a Aguilar y desde la Rambla a Puente Genil, facilitando su tarea como explotadores.

Siendo ésta la situación de la clase obrera en la campiña sur, viéndola empeorar cada día, quiero recordar a todos los trabajadores de esta zona que mientras no nos organicemos y luchemos por nuestros derechos laborales seguiremos humillados y pisoteados por la bota del capital, que es nuestra obligación de clase, ya que somos nosotros, los trabajadores, los que generamos la riqueza.

Debemos reclamar lo que es nuestro y lo que sólo con la lucha consiguieron nuestros padres y abuelos y que el capital nos arranca de las manos día a día. Se necesita de la organización comunista, se necesita del PCOE ya que éste sin lugar a dudas el único partido que lucha y puede proteger nuestros intereses de clase. Que se acerquen a las filas del PCOE y junto a ellas se organicen y luchen no sólo por sus derechos e intereses a corto plazo sino también por la revolución proletaria y la construcción del socialismo.

¡TRABAJADORES Y TRABAJADORAS!

El fascismo y el capital si no se les combate avanzan. No permitamos que esto pase ni un minuto más, seamos nosotros los que avancemos con paso firme hacia nuestra emancipación, la revolución y el socialismo

¡AFILIAOS A LAS FILAS DE PCOE!




Deja un comentario