Malasia se alinea con Estados Unidos contra la República Popular Democrática de Corea

El pasado día 17 de marzo, el gobierno de Malasia cometió la imperdonable y desleal acción de entregar a los Estados Unidos – el país más criminal y anticomunista de la historia – a un ciudadano Norcoreano al tratarlo, sin pruebas, como un «delincuente».

El ciudadano en cuestión, Mun Chol Myung, había sido, durante años, el funcionario encargado de realizar las legítimas actividades del comercio exterior en Singapur, al cual se le acusó de estar «involucrado en lavado ilegal de dinero». Sin embargo, en los varios juicios que se han efectuado se constató que la autoridad judicial de Malasia no pudo aportar evidencias materiales para relacionarlo con las supuestas actividades ilegales, pese a las exigencias de la representación coreana en el lugar.

Es evidente que estamos ante una conspiración completamente infundada que evidencia la sumisión del gobierno títere de Malasia ante las presiones del imperialismo estadounidense. Un ciudadano inocente es víctima de una extradición por motivos políticos orquestada desde Washington al objeto de presionar a Corea para que detenga su legítimo programa de defensa de armas nucleares y misiles balísticos. La gravedad del caso es aún mayor teniendo en cuenta que se ha entregado a un ciudadano Norcoreano inocente a Estados Unidos, el mayor enemigo del país.

Ante este hecho, el Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular Democrática de Corea no ha tenido más opción que cortar toda relación diplomática con Malasia, pues el país ha demostrado que sus intereses de integrarse en el sistema financiero mundial del capitalismo y en contra de los intereses de su propio pueblo, están por encima de cualquier relación de diplomacia y respeto con la RPD de Corea. Malasia, siguiendo con los dictados estadounidenses, replicó con el cierre de su embajada en Corea y dio un plazo de 48 horas para que todos los diplomáticos  de la RPDC abandonaran el país.

Nuevamente, el imperialismo lleva a cabo una acción injerencista y hostil, también contraviniendo todas las leyes internacionales contra Corea, tratando por todos los medios de aislar, humillar, intimidar y coartar la soberanía del país. No obstante, el pueblo coreano ha demostrado durante décadas que no dará un paso atrás en la justa lucha por su soberanía y contra el imperialismo criminal y genocida.

 

DESDE EL PCOE MOSTRAMOS NUESTRO TOTAL APOYO Y SOLIDARIDAD CON NUESTROS HERMANOS DE LA RPDC Y EXIGIMOS LA LIBERACION INMEDIATA DEL CIUDADANO NORCOREANO

 

Madrid, 22 de marzo de 2021

Bernardo Baños González

Secretario de Relaciones Internacionales del Comité Central del Partido Comunista Obrero Español (P.C.O.E.)

Luís Izquierdo Pradilla

Delegado de Zona de la Asociación de Amistad con Corea (KFA) de Aragón y militante del PCOE

Abel Guerrero Maldonado

Delegado de Zona de la Asociación de Amistad con Corea (KFA) de Galiza

Ismael Mohamed Leiva

Miembro de la Asociación de Amistad con Corea (KFA) en Catalunya




Deja un comentario