Nueva ofensiva del capital contra los trabajadores: De los ERTE a los ERE

Los Expedientes de Regulación de Empleo de carácter temporal (ERTE) están siendo sustituidos ya, pese a la prórroga gubernamental de estos hasta el 31 de mayo de este año, por Expedientes de Regulación de Empleo definitivos (ERE), tal y como ya advertimos desde nuestro Partido hace casi un año, dejando sin empleo a miles de trabajadores de un plumazo.

El listado de empresas que inician un ERE en 2021

Empresa Trabajadores afectados
El Corte Inglés 3.500
Banco Santander 3.572
Sabadell 1.800
BBVA 3.000
Abengoa 2.000
Douglas 750
Bosch 300+300
ACS 260
Acciona 566
Alcoa 520
Imaginarium 101
Siemens 266
Ibercaja 75
Worten 212
Carrefour Viajes 257
Universidad Europea 150
Eurest 430
NH 700
Heineken 228
Iberostar 246
Tony Roma´s 125
Coca Cola 360
Pascual 137

En total casi 20 mil trabajadores (19.845) perderán sus empleos como consecuencia de esta nueva ofensiva de la burguesía en este año para profundizar aún más en el cambio del modelo productivo, que adelantamos en junio del pasado año.

El paro sumó en el primer mes del año a 76.000 personas y se destruyeron más de 200.000 empleos en un mes, según los datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Datos que empeorarán cuando se ejecuten los ERE que ya han anunciado grandes empresas.

Los sindicatos amarillos, vendidos y colaboracionistas como CCOO, UGT, Fasga o Fetico, entre otros, son parte necesaria en todo este ataque perpetrado contra la clase obrera del Estado español, firmando todo lo que la patronal le ponga encima de la mesa a cambio de jugosas subvenciones provenientes del Estado. Así, estos sindicatos no dudan en inflar su afiliación (e incluso la cantidad de delegados de personal o en Comités de Empresa) para recibir dichas subvenciones, y de igual forma el Estado no tiene el más mínimo problema en conceder todas las que sean necesarias para que estos permitan este cambio de modelo productivo a la mayor brevedad posible y con nula conflictividad social.

El Ejecutivo formado por PSOE y Podemos acordó autorizar a la Subsecretaría del Ministerio de Trabajo y Economía Social «la convocatoria de subvenciones por importe de 13.883.890 euros destinadas a las organizaciones sindicales en función de su representatividad por la realización de actividades de carácter sindical en 2021». Esta cuantía supone un 56% más de subvenciones que las que se le otorgaron a CCOO o UGT un año antes: 8.878.123,74 euros.

En el gráfico observamos como las cuantías recibidas por parte del Estado ascienden en los momentos álgidos de las crisis, cuando estos sindicatos firman los despidos en masa de los trabajadores. Esta es la evidencia del papel que juegan los sindicatos amarillos, vendidos y colaboracionistas en el sistema capitalista, que no es otro que el de permitir a la burguesía despedir a miles y miles de trabajadores en el plazo de tiempo más corto, al menor coste y con la menor conflictividad posible.

Incluso en algunos de estos Expedientes de Regulación de Empleo, como en el caso de El Corte Inglés, se incumple lo prometido por las propias empresas de “mantener el empleo” tras la solicitud de los ERTES realizados previamente. Vemos así, como en el capitalismo, todo es una mentira tras otra para el pueblo trabajador.

El autodenominado “Gobierno más progresista de la historia” ha regado de dinero público a los sindicatos para que cumplan las órdenes de la patronal y firmen miles de despidos, ha permitido que los grandes monopolios del país carguen el coste de los salarios de los trabajadores en las arcas públicas mediante los ERTE (El 70% del salario lo ha pagado el Estado) y ahora le deja el camino expedito a la burguesía para que deje en la calle a miles de trabajadores sin oposición ninguna. Además, ha reprimido en las calles aquellas manifestaciones populares por la libertad de expresión.

Pruebas evidentes, todas ellas, de que este Gobierno sirve a la patronal como han servido a ella todos los anteriores. No ha habido ni un solo avance para la clase trabajadora con este Gobierno: no se ha derogado la ley mordaza ni las reformas laborales, no se ha frenado la desindustrialización, no se ha creado una renta universal (el Ingreso Mínimo Vital es otro mecanismo del capital a futuro y no cumple con las necesidades del pueblo), no se ha limpiado de fascistas la judicatura, ni la policía, ni el ejército y se sigue reprimiendo al pueblo trabajador en sus protestas en la calle.

Todo han sido derrotas para el pueblo trabajador en estos últimos 16 meses con este Gobierno de PSOE-Podemos/IU que solo tiene de socialdemócrata la etiqueta pero que en su práctica es auténticamente reaccionario. El pueblo trabajador no puede confiar en este sistema podrido y corrupto que solo le proporciona miseria y muerte. La clase obrera solo tiene ya una salida, que es la construcción del socialismo, la socialización de los medios de producción, como única forma de construir una sociedad en la que la mayoría ponga sus intereses sobre la minoría, hoy la explotadora y criminal burguesía.

Los comunistas hoy debemos llevar a los obreros más conscientes y combativos a aquellas organizaciones de clase que defiendan la superación de este sistema criminal que hoy nos oprime. Es nuestra tarea y nuestra obligación sacar a todos aquellos trabajadores posibles de las organizaciones podridas y corruptas al servicio del capital, elevar su conciencia e integrarlos en las organizaciones de clase y combativas existentes, así como poner el objetivo del socialismo como prioridad absoluta para el proletariado hoy.

 

¡Socialismo o barbarie!

Comisión de Movimiento Obrero y de Masas del Comité Central del Partido Comunista Obrero Español




Deja un comentario