Primero de mayo. Organizando a la clase obrera

Este primero de mayo la clase obrera volverá a reivindicar una jornada de lucha por un mundo más justo para los trabajadores y las clases populares. La agudización de las contradicciones del sistema capitalista, que solo se sostiene sobre la explotación que lleva a la miseria a millones de trabajadores en el mundo, hace cada vez más evidente la lucha de clases, y muestra que sólo acabando con el capitalismo y construyendo el Socialismo podremos lograr mejores condiciones de vida para quienes con nuestro trabajo generamos todo.

La brecha entre ricos y pobres se ha cuadruplicado desde que comenzó la crisis. El 10% de la población española concentra más de la mitad de la riqueza total, más que el 90% de la población, y el 1% de personas más ricas acumulan el 25%, más que el 70% más pobre. Estas diferencias no paran de crecer. Mientras las grandes empresas aumentan sus beneficios año tras año, los trabajadores tienen cada vez menor poder adquisitivo y trabajos más precarios. La temporalidad en el empleo no para de crecer, habiéndose firmado en 2018 veinte millones de contratos temporales, 10 veces más que indefinidos. Por cada puesto de trabajo que se creó se firmaron 43,4 contratos de trabajo, siendo prácticamente 9 de cada 10 contratos que se firman, contratos temporales. En el sector público la tasa de temporalidad creció hasta el 24,9%.

Mientras tanto, la vivienda no para de subir, situándose el precio del alquiler en un 49% del salario medio en España. También la luz subió un 8% tan solo en los primeros 12 días de 2019, suben el gas, la gasolina, y el precio de los alimentos crece 17 veces más que los salarios, empobreciendo cada día más a los trabajadores.

Ante esta tesitura, los sindicatos del sistema CCOO y UGT firman convenios que empeoran las condiciones de millones de trabajadores, se alinean con la patronal para aprobar Acuerdos para el Empleo y la Negociación Colectiva que son después trasladados a la legislación a través de reformas laborales, que bajo el mantra de la “moderación salarial” han supuesto una gran pérdida de poder adquisitivo, y firman miles de EREs que han mandado al paro a millones de trabajadores, creando un ejército de desempleados que las empresas usan para reducir los salarios y precarizar el empleo.

Desde el Partido Comunista Obrero Español hacemos un llamamiento a todos los trabajadores a organizarse bajo el sindicalismo de clase en los sindicatos de la Federación Sindical Mundial (FSM), que representa a más de 90 millones de trabajadores en todo el mundo, para de esta forma luchar contra la explotación capitalista.

Hacemos igualmente un llamamiento a todas las clases populares a unirse en un Frente Único del Pueblo que aúne todas las luchas en una única contra el capitalismo y para avanzar en la construcción del Socialismo.

 

¡Trabajador, engrosa las filas del Sindicalismo de Clase!

¡Por el Frente Único del Pueblo!

 ¡Por la construcción del Socialismo!

 

Secretaría de Agitación y Propaganda del Partido Comunista Obrero Español (PCOE)




Deja un comentario