Resolución del Pleno del Comité Central en solidaridad con los obreros de Francia y de denuncia del oportunismo

El imperialismo se encuentra en bancarrota en términos políticos puesto que económicamente está completamente quebrado, habiéndose trasladado ya esta quiebra económica al campo de la política. Las medidas adoptadas por los monopolios y ejecutadas por sus lacayos políticos no sólo erosionan todavía más la base económica del sistema, corrompido hasta el tuétano, sino que depauperan cada vez más las condiciones de vida de los pueblos, de todos los sectores sociales que componen el proletariado.

Estas políticas dictadas por los monopolios e  impuestas por los gobiernos de los distintos países, convertidas en delegaciones de las agrupaciones de imperialistas,  cada vez tienen un ámbito temporal menor puesto que la realidad de deterioro económico devora su vigencia porque acentúan la crisis imperialista en lugar de atenuarla y mermarla.

El estado español y el francés son dos ejemplos de lo que hemos expresado. En España gobiernan los herederos de Franco, mientras que en Francia gobierna la socialdemocracia, el PSF. Es bueno recordar cuando en 2012 el oportunismo en España aplaudía a rabiar la victoria electoral de Hollande, y dirigentes como Cayo Lara o Diego Valderas señalaba que los resultados franceses  abrían “una puerta a la esperanza para que pueda llegar un cambio a Francia con apoyo de la izquierda” y aplaudían el papel jugado por sus homólogos franceses, en concreto el Front de Gauche y a sus líder Jean-Luc Melenchon, del que aplaudían “que desde el minuto uno, después de la primera vuelta, se ha volcado de una manera inmensa pidiendo el voto para Hollande. Gracias a eso es posible que empiece a haber un inicio de cambio en Francia”.

El cambio que nos anunciaban los dirigentes de Izquierda Unida – PCE en 2012, hoy “opados”  y absorbidos por PODEMOS, ha resultado ser la aplicación de las mismas políticas aplicadas primero por el PSOE y después por los herederos de Franco, el PP, en  el estado español.  Durante estos cuatro años en el país vecino se han movilizado los estudiantes, los funcionarios y los obreros contra las políticas de recortes sociales, privatizaciones y agudización de la explotación vía reformas laborales. En este sentido, los obreros franceses se han levantado contra la Reforma Laboral por la que la socialdemocracia pretende, entre otras cosas, liquidar la negociación colectiva al igual que se ha hecho en España.

A tenor de todo lo expuesto, el  Pleno del Comité Central del Partido Comunista Obrero Español adopta la siguiente

RESOLUCIÓN:

  1. El IV Pleno del Comité Central del Partido Comunista Obrero Español aplaude y se solidariza con la lucha de los obreros franceses contra las nocivas políticas al servicio de los intereses de los monopolios impuestas por la socialdemocracia.
  2. El papel del oportunismo, como se comprueba tanto en España – IU/PCE, PODEMOS –  como en Francia – Front de Gauche –  y en el resto de los países, es engañar y desviar al proletariado de su misión histórica y perpetuar el imperialismo.
  3. Las condiciones de vida de la clase obrera únicamente pueden avanzar y únicamente puede existir progreso social derrotando al imperialismo, combatiendo su ideología y luchando contra sus instituciones políticas y sus leyes.  La solución de los problemas que hoy azotan al mundo únicamente tiene una salida: El Socialismo. En esta dirección el Partido Comunista Obrero Español no escatimará en esforzarse en ganar espacio para la consecución de tan sublime, y vital, objetivo.

PLENO DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E)

Madrid, a 17 de septiembre de 2016.




Deja un comentario