Shimon Peres, una vida al servicio de los monopolios y el sionismo

Esta semana ha muerto Shimon Peres, el criminal de guerra fundador del Estado israelí que se escondió durante toda la vida bajo la miserable máscara de la socialdemocracia.

El dos veces primer ministro de Israel y presidente del Estado -desde 2007 hasta 2014- ocupó toda su vida a la labor del imperialismo y el sionismo, ya fuera como el artífice del programa de armas nucleares de Israel, que todavía hoy permanece fuera del control del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), en sus cargos de Director General del Ministerio de Defensa de Israel y luego como Viceministro de Defensa, o bien ordenando y supervisando la “Operación Uvas de la Ira”, en la que las fuerzas armadas israelíes mataron a unos 154 civiles en el Líbano e hirieron a otros 351 cuando el ocupaba el cargo de Primer Ministro en 1996.

Llegó a la presidencia de Israel pese a no haber ganado ninguna elección presidencial, pero sus criminales actos bien le valieron ese cargo y todos los demás (Ministro de Absorción e Inmigración, Ministro de Transporte y Comunicaciones, Ministro de Defensa, Primer Ministro, Ministro de Relaciones Exteriores, Ministro de Economía de Israel, Ministro de Desarrollo Regional…).

Su agresiva política contra Palestina y su pueblo justificó, a los ojos del sionismo y el capitalismo, todos los cargos que desempeñó: su papel clave en el régimen militar impuesto a los palestinos hasta 1966, en que las autoridades llevaron a cabo el robo de tierras y el desplazamiento masivo de la población palestina, sus políticas en la región de Galilea encaminadas a reducir la proporción a los ciudadanos palestinos en comparación con los judíos o su apoyo a los asentamientos ilegales en Cisjordania.

Como siempre suele ocurrir, la mala fama se la lleva la derecha pero son los socialdemócratas como Shimon Peres los más precisos ejecutores de las políticas criminales de este sistema. Así, el Likud y otros partidos nacionalistas y de ultra derecha han recibido las mayores críticas por la colonización del territorio palestino pero la realidad es que fue el Partido Laborista de Peres quien inició esta política y la defendió a ultranza. Entre 1974 a 1977, el gobierno de Isaac Rabin -del que Peres formaba parte como Ministro de Defensa- estableció una serie asentamientos en Cisjordania construidos sobre tierras confiscadas palestinas.

Ferviente defensor del bloqueo y de la brutalidad militar que lo acompaña, durante la “Operación Pilar Defensivo” en noviembre de 2012, Peres asumió “la tarea de ayudar al esfuerzo de relaciones públicas de Israel, que comunica la narrativa israelí a los líderes mundiales“, en palabras del diario israelí Ynetnews.

Como buen socialdemócrata -no en vano fue Vicepresidente de La Internacional Socialista, dando buena muestra de la basura que es dicha organización- siempre supo revestir todos sus actos de la mayor hipocresía, lo que le valió compartir el Nobel de la Paz con Isaac Rabin y Yasir Arafat en 1994 gracias a los Acuerdos de Oslo, pese a tener las manos llenas de sangre.

Y, como también les suele pasar a aquellos viven con la máscara siempre puesta, en el tramo final de su repugnante vida, y ya sin nada que perder, pudimos observar al auténtico, reaccionario y homicida Shimon Peres, declarando a medios como Arutz Sheva en 2014 que “la primera prioridad es la preservación de Israel como un estado judío. Ese es el objetivo central, que es lo que estamos luchando“. El año pasado se reiteró en una entrevista con AP, diciendo: “Israel debe implementar la solución de dos estados para su propio beneficio” y “no perder nuestra mayoría [judía].

Se puede comprobar nítidamente como aquellos personajes que atacan y reprimen a los pueblos, actuando siempre en favor de la minoría explotadora, son premiados por el imperialismo y sus acólitos, y a su muerte los medios de comunicación del capital llenan horas y páginas completas ensalzando su figura con mentiras y falsos méritos.

Desde el Partido Comunista Obrero Español consideramos que es nuestra obligación denunciar su comportamiento indigno, inhumano y criminal y de todo lo que él ha representado en vida y exigir el fin de la opresión del criminal y sionista Estado de Israel contra el pueblo palestino. El PCOE ha mostrado siempre toda su solidaridad con Palestina y continuará haciéndolo hasta que su pueblo logre su completa libertad, coartada por el sistema capitalista que hoy impera.

¡Por una Palestina libre!

D. García – Secretario de Relaciones Internacionales del Partido Comunista Obrero Español (PCOE)




Deja un comentario