Solidaridad con los trabajadores de Telefónica España

image_pdfimage_print

En el día de mañana, 13 de diciembre, los trabajadores de Telefónica Fija, Telefónica Móviles y Telefónica Soluciones están llamados por el sindicato Alternativa Sindical de Clase (ASC) a concentrarse ante los centros de trabajo a las 11 horas rechazando el ERE por el que Telefónica pretende despedir a más de 5.000 trabajadores y por la negociación de un convenio, que para ASC, debe pivotar sobre tres ejes “la mejora de las condiciones laborales, la mejora del poder adquisitivo y la creación de empleo de calidad”.

Nuevamente el sindicalismo de clase, pues ASC es un sindicato de la Federación Sindical Mundial (FSM), retrata la desvergüenza de los sindicatos al servicio de Telefónica – CCOO y UGT – que son socios de Telefónica en la empresa del grupo Telefónica Fonditel, con el que se enriquecen con la gestión de los fondos de pensiones de los trabajadores de Telefónica, que están dispuestos a seguir destruyendo empleo, como llevan haciendo desde hace 30 años en Telefónica, siempre y cuando la empresa les proporcione las migajas que pidan en el Convenio de Empresas Vinculadas (CEV).

Asimismo, los trabajadores de Telefónica de los diferentes centros de trabajo en el Estado español están llamados por el sindicato ASC a una jornada de huelga el próximo día 20 de diciembre de rechazo al ERE, por la negociación de un Convenio digno que englobe a todos los trabajadores – incluido los procedentes de las contratas -, alrededor de 100.000 trabajadores que tienen salarios de miseria y sufren la sobreexplotación y jornadas maratonianas de trabajo, por la subida de los salarios para todos los trabajadores y por la renacionalización de Telefónica como única forma que tienen los trabajadores de Telefónica y las subcontratas para mantener sus puestos de trabajo, sus condiciones laborales y garantizar la prestación de un servicio universal y de calidad.

Hay que recordar que Telefónica, en el año 1992, tenía una plantilla en el Estado español que ascendía a 74.437 trabajadores. A día de hoy, en Telefónica, hay en torno a 16.000 trabajadores. Las políticas de privatización realizadas por el PSOE y el PP, fundamentalmente por los miserables reaccionarios Felipe González y José María Aznar, que diseñaron el saqueo al pueblo español de esta empresa pública, y  otras tantas, han significado la entrega al capital internacional, el fondo buitre Saudi Telecom pretende controlar el grupo Telefónica con la compra del 9,9% de las acciones, sino la destrucción de 58.437 puestos de trabajo – o lo que es lo mismo, la destrucción del 78,5% de la plantilla –  en estos últimos 30 años.

Y esta destrucción de 58.437 de puestos de trabajo en Telefónica, que no es trabajo que se ha evaporado, sino que se ha precarizado entre el ingente número de subcontratas y empresas basura creadas que desarrollan ese trabajo, transformando un trabajo estable en trabajo precario, inestable, donde los trabajadores de esas subcontratas tienen unas condiciones económicas paupérrimas, unas deficientes condiciones laborales en todos los aspectos, que han servido para multiplicar los beneficios económicos de Telefónica y para empobrecer todavía más a la clase obrera.

Y en este proceso de destrucción de puestos de trabajo estables, de condiciones laborales y de empobrecimiento de la clase obrera generalizado en el país, y concretizado en Telefónica, en los últimos 30 años, son responsables no sólo los partidos políticos del capital, nutridos por ejecutivos de los consejos de administración de los monopolios – como la propia Telefónica -, sino fundamentalmente los traidores sindicatos CCOO y UGT que no han vacilado en estampar su firma en todos y cada uno de los EREs y de los PSIs con los que se destruían decenas de miles de puestos de trabajo y se precarizaban las condiciones de trabajo del proletariado, en corromper el pensamiento de los trabajadores en general y de los trabajadores de Telefónica en particular, inoculando el egoísmo, la individualización y el pensamiento propio de los capitalistas entre la clase obrera como buenos lacayos oportunistas de los monopolios que son, desmovilizándolos y rompiendo la organización obrera entregando a la clase obrera a su verdugo, de su enemigo.

CCOO y UGT son responsables de la destrucción del 78,5% de la plantilla de Telefónica en los últimos 30 años demostrando lo que son: el sindicato vertical del Estado fascista español, los sindicatos de los monopolios integrados en la internacional amarilla CSI y, consecuentemente, los sindicatos de la internacional de la corrupción, del qatargate, los votantes del corrupto Visentini.

Hoy CCOO y UGT son socios de Telefónica en Fonditel, empresa de dicho grupo que gestiona pensiones privadas, como también participan en GPP, empresa que gestiona pensiones privadas del BBVA, lucrándose cual empresa, que es lo que son, con planes de pensiones privados al igual que se lucran con los EREs – despidos colectivos de trabajadores – que firman. Por eso, llevan más de 3 décadas firmando una cantidad ingente de EREs, destruyendo fuerza de trabajo que en realidad redunda negativamente en el desarrollo de la organización sindical de los trabajadores en los centros de trabajo. Pero es que a CCOO y UGT les importa bien poco la organización sindical de los trabajadores, ellos son empresas de servicios al servicio de los empresarios – que muchos de ellos les hacen las candidaturas en las empresas en sus departamentos de RRHH – ya que el sustento de sus cúpulas sindicales no estriba en la organización de los trabajadores, en la defensa de sus derechos y de sus intereses, sino en conseguir todo tipo de prebenda y migaja en miles de observatorios y mesas que emanan de la negociación colectiva – en realidad de subordinar los intereses de los trabajadores a los de sus amos los empresarios -, de sistemas de mediación y de todo lugar donde puedan conseguir dineros públicos, aparte de la cogestión de planes de pensiones privadas, como hemos visto.

Y no hay que olvidar que CCOO es el sindicato de falsos comunistas, como por ejemplo el PCE, el PCTE y, también, del PCPE.

Hay que tener memoria y recordar cómo, por ejemplo, el PCTE en junio de 2019 señalaba que había que fortalecer y participar en CCOO:

 

 

Y, también, hay que recordar cómo el pasado 8 de abril de 2019, en la reseña que hacía con respecto de su acto de 6 de abril titulado “El PCTE desborda en su presentación el Ateneo de Madrid” señalaba:

 

 

Curioso estos “comunistas”. En abril de 2019 se erigían en “el Partido Comunista” a la par que algunos de  sus dirigentes y militantes en CCOO, por ejemplo en Telefónica, le firmaban a Pallete, en septiembre de 2019 un Plan de Salidas Incentivadas(PSI) para destruir hasta 4.500 puestos de trabajo, donde al final se adhirieron 2.636 trabajadores  mayores de 53 años con retribución del 68% del salario bruto a la par que ese trabajo se precarizaba y se derivaba a las subcontratas. ¿Tiene algo que decir el KKE cuya apuesta sindical es el PAME y la FSM?

Desde el Comité Ejecutivo del Partido Comunista Obrero Español hacemos un llamamiento a los trabajadores de Telefónica, y sus filiales, a secundar la concentración de mañana convocada por ASC, así como a secundar la huelga que ha convocado dicho sindicato de clase. Asimismo, hacemos un llamamiento a los trabajadores de Telefónica a tener memoria y comprobar el camino que ha llevado a la destrucción de decenas de miles de puestos de trabajo, y deshacer dicho camino, romper con los que se están beneficiando de este proceso de precarización y destrucción de los puestos de trabajo. La “paz social” y la no movilización han conducido a la clase obrera a perder condiciones laborales, económicas y de vida, a vivir precariamente y a comprobar cómo nos han saqueado los servicios públicos y las empresas antaño públicas. Por consiguiente, no hay otra salida para los trabajadores en general, y para los compañeros y compañeras de Telefónica en particular, que luchar sindicalmente en la dirección que ha marcado correctamente ASC, y organizarse políticamente para transformar la sociedad, para superar el capitalismo y hacer que todas las empresas y que el desarrollo tecnológico se convierta en progreso social y se ponga al servicio de la clase obrera y ello pasa por la propiedad social de las empresas, por el socialismo.

 

¡POR EL DESARROLLO DEL SINDICALISMO DE CLASE, DE LA FSM Y SUS SINDICATOS!

¡CONTRA EL ERE, CONTRA EL SINDICALISMO AMARILLO, NI UN DESPIDO EN TELEFÓNICA!

¡POR EL SOCIALISMO!

 

Madrid, 12 de diciembre de 2023

 

COMITÉ EJECUTIVO DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)

 




Deja un comentario