Ante la situación de la sanidad en la Comunidad de Madrid

Tras el cierre de 1.510 camas como consecuencia directa de la falta de personal durante los meses de vacaciones, la Consejería de Sanidad ha sacado a concurso la gestión de la atención psiquiátrica y salud mental ambulatoria y de urgencias del Hospital Universitario del Tajo en un nuevo y miserable acto de privatización de la sanidad madrileña.

Según los sindicatos de Enfermería SATSE Madrid y Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), 1.510 camas se han cerrado de los hospitales de la Comunidad de Madrid debido a la falta de personal durante los meses de vacaciones ya que solo se cubre de media el 10% de las bajas del personal en vacaciones.

Mientras los contratos de los trabajadores de la sanidad pública se hacen por meses, incluso por días u horas, evitando así pagar las vacaciones al personal no fijo, los trabajadores carecemos durante los meses de verano de una sanidad pública mínima.

La Consejería de Sanidad, además, ha sacado a concurso la gestión de la atención psiquiátrica y salud mental ambulatoria y de urgencias del Hospital Universitario del Tajo. Una privatización más que se suma a este proceso iniciado en 2010 que ya ha externalizado la atención ambulatoria de Arganzuela, Moncloa, Torrejón, Navalcarnero y parte de Móstoles, Valdemoro, Collado-Villalba y Aranjuez.

Entre 2009 y 2014, el Gobierno del PP en la Comunidad de Madrid, con Aguirre y González a la cabeza, redujo un 13% el gasto sanitario pero aumentó un 95% el de externalizaciones y con Cristina Cifuentes continúa el aumento de esta partida en un 18,76% en el presupuesto de 2016. El Partido Popular pasó de gastar 414,85 millones de euros para la externalización de prestaciones sanitarias con medios ajenos a los 810,25 millones del año 2014, lo que supone un incremento del 95%. Trasladado al presupuesto total, en 2009 el gasto en privatizaciones sanitarias representaba el 5%, mientras que en 2014 ya suponía el 11,5%.

El Comité Regional del Partido Comunista Obrero Español de Madrid denuncia el ataque continuo que se está realizando al sistema de sanidad desde la Comunidad de Madrid, presidida por Cristina Cifuentes, responsable directa de esta situación, que continúa así su plan de desmantelamiento de la sanidad pública madrileña. Este hecho no es sino una pieza más del plan del capital -ejecutado con maestría por el Partido Popular, el más corrupto y vil de todos los lacayos de la burguesía- para destruir planificadamente todos aquellos servicios públicos básicos para los españoles y convertirlo en rentables negocios con los que la burguesía pretende seguir acumulando capital a costa de la vida de los trabajadores.

Cada vez se hace más patente que la vida del trabajador bajo los imperativos del capitalismo es imposible de soportar, así como se hace inevitable para la clase trabajadora la lucha por un cambio del sistema productivo, la lucha por el Socialismo, que nos permita vivir la vida digna y en condiciones que nos niega este actual sistema criminal basado en la acumulación continua de capital.




Deja un comentario