Economía social, la pequeña burguesía se reinventa

En estos tiempos de crisis brutal del capitalismo resulta irónico e incluso hasta repugnante el ver como algunos hablan de la mal llamada economía social como vía de alternativa al modelo económico burgués. Se refieren a ese conjunto de empresas que supuestamente tienen como objetivo servir a los intereses de la gente en lugar de buscar el máximo beneficio económico, son  la columna vertebral de eso que algunos denominan capitalismo de rostro humano, y las cooperativas constituyen, sin duda, sus buques insignia.

El capitalismo, en su desarrollo, tiende a la concentración cada vez mayor del capital, expulsando a grandes sectores de su pequeña burguesía, que de esta manera se ven abocados a su proletarización a pasos agigantados. Pero la burguesía es la burguesía, pequeña o grande, y como clase parasitaria acostumbrada a vivir muy bien a costa del sudor proletario, siempre buscarán la forma de volver a su posición privilegiada, manteniendo el sistema de producción capitalista y la esclavitud asalariada.

La economía social no es más que eso, el intento de la pequeña burguesía, proletarizada o al borde de la proletarización, de mantenerse dentro de un sistema que les permita seguir viviendo a costa de las plusvalías robadas a los trabajadores. Intentan, a través de ideas románticas absolutamente alejadas de la realidad materialista, engañar a los trabajadores con el fin de alejarlos de la única vía para humanizar el planeta: la destrucción del sistema capitalista y la construcción del Socialismo.

DSC_0705El pasado jueves 4 de agosto, el sindicato amarillo y nada sospechoso de pretender acabar con el capitalismo, UGT  de Catalunya, presentaba en Vic un informe donde explicaba que los cooperativistas del sector cárnico catalán cobraban un 34%menos que los trabajadores inscritos en el régimen general de la Seguridad Social, y que trabajaban un 23% más de horas, por supuesto sin cobrar.

Según el informe de UGT están en peores condiciones los trabajadores de la mal llamada economía social que los que trabajan directamente para un burgués explotador.

El capitalismo no se puede maquillar, nunca tendrá un rostro humano, la única forma que existe de construir un mundo más justo, ecológicamente sostenible y donde se respete la dignidad de las personas pasa por acabar con el sistema de producción capitalista, enviarlo a los libros de historia, y edificar, construir el Socialismo.

LA ÚNICA ECONOMÍA SOCIAL POSIBLE:

EL SOCIALISMO.

 

COMITÉ NACIONAL DEL PARTIT COMUNISTA OBRER DE CATALUNYA




Deja un comentario