El Estado español son cloacas, es fascismo que hay que barrer

image_pdfimage_print

Sale a la luz únicamente la puntita del iceberg de putrefacción de este Estado heredero del franquista y cualquier persona que cavile con un mínimo de racionalidad únicamente puede concluir que vive inmersa en un sistema carcomido y podrido donde el Estado en nada se diferencia con la mafia, pues no es más que eso y donde nadie tiene derecho alguno más que los monopolios, los empresarios, que son los capos de la mafia.

Y de todo ello da fe uno de los que ha sido fontanero de lo que llaman las cloacas del Estado, el Comisario Villarejo, que en una entrevista concedida el pasado sábado 21 de mayo al programa FAQs del canal televisivo catalán TV3 mostró que todo el Estado no es más que una zahúrda de los capitalistas donde gobierno, poder judicial, ejército, fuerzas  y cuerpos represivos del Estado, etcétera actúan al margen de las propias leyes y procedimientos que los fascistas se han dado al objeto de reprimir políticamente a la disidencia y de ocultar la corrupción, certificando que el asesino Franco tenía razón cuando en el mensaje de navidad de 1969 señalaba que “todo ha quedado atado y bien atado”.  Y es verdad, así como su sucesor Juan Carlos de Borbón también ha demostrado estar a la altura, en cuanto a corrupto, de quien lo designó con su dedo. Por no hablar de sus herederos políticos, donde debemos incluir al oportunismo con todo su travestismo (desde el PCE a PODEMOS) que junto a la nueva denominación del sindicato vertical, ahora llamada CCOO-UGT, ha sido fundamental para desorganizar y atomizar a la clase obrera y, así, permitir que la burguesía mantenga incólume el poder donde con migajas y escaso cosmético ha mantenido inalterable el Estado fascista, integrándolo plenamente en las estructuras imperialistas y barnizándolo como supuestamente democrático. Aunque esto último, ni tan siquiera el reaccionario Villarejo, que emocionado recuerda que él juró en 1972 los principios del Movimiento Franquista, se lo cree.

En esta entrevista a la que hacíamos referencia de TV3, Villarejo señaló cuestiones que eran conocidas ya, algunas, como que el Gobierno del Partido Popular era una mafia que, por un lado, buscaba tapar su corrupción, la policía patriótica y los vínculos entre la Policía, el Poder Judicial y la Prensa para crear tramas falsas políticas e incidir en los procesos electorales, dejando claro que todas las elecciones que se celebran están manipuladas y rige el delito electoral. Pero en honor a la verdad, Villarejo dejó claro que él había trabajado para 8 gobiernos, reiterando con orgullo que había formado parte de los Grupos Antiterroristas y alabando a Pérez Rubalcaba por su sentido y responsabilidad de Estado, al tapar gran parte de la corrupción del PP que, en teoría, debería haber llevado a ese partido a la ilegalización. Por tanto, recuerda que cuando digan de alguien que “es un hombre de Estado” o que “es un partido de Estado” lo que te están diciendo es que harán cualquier cosa por la defensa del Estado, empezando por engañarte, por ocultar los delitos y las corrupciones, y por perpetrar todo tipo de acción – incluido el asesinato – al objeto de salvaguardar al Estado de los fascistas, de los empresarios.

En dicha entrevista Villarejo mostró la mafia que es el Poder Judicial y cómo la jueza Lamela, según palabras de este fontanero de las cloacas del Estado, ascendió al Tribunal Supremo por mantener al que fuera presidente del FC. Barcelona, Sandro Rosell, en la cárcel durante dos años en el marco de las operaciones del Estado de desactivar al independentismo catalán. Villarejo señaló que desde las cloacas del Estado se consideraba al FC. Barcelona como un elemento vinculado al independentismo que el Estado debía desestabilizar, y en esa lógica la cloaca policial preparó la investigación que llevó a Rosell a la Cárcel y la jueza Carmen Lamela, siempre según Villarejo, se erigió en la jueza de las cloacas, del CNI, y mantuvo dos años en la cárcel al que era presidente de ese club deportivo, con la promesa de ser ascendida al Tribunal Supremo. Ascenso que, por méritos, Carmen Lamela jamás debió conseguir pues habían otros candidatos con muchos más méritos y experiencia para conseguir el citado ascenso, con lo que vemos el papel de Carmen Lamela encerrando dos años a Sandro Rosell, juzgando al Mayor Trapero, juzgando por terrorismo a los jóvenes de Alsasua o mandando a la cárcel a Jordi Sánchez (ANC) y Jordi Cuixart (Òmnium Cultural), etcétera, dejando claro que es más importante tener vínculos con las cloacas del Estado que cualquier mérito jurídico para conseguir ese ascenso al Tribunal Supremo, donde según se deduce de lo dicho por Villarejo, las cloacas introducen a sus candidatos sin problema alguno.

Villarejo sobre el asunto de Cataluña mostró dos cuestiones relevantes: La primera deja entrever el vínculo del Estado, concretamente del CNI, con el atentado de Les Rambles de agosto de 2017, que según Villarejo se les fue de las manos, y la segunda dejó entrever que el Estado está detrás de la muerte del que fue fiscal general del Estado, José Manuel Maza señalándolo de la siguiente manera: “en la operación Catalunya se hicieron cosas chungas, se alteraron pruebas. El fiscal general del Estado, José Manuel Maza, se enteró y ya estaba decidido dar marcha atrás a la denuncia que había presentado. Pero hizo un viaje a Argentina y no volvió, fue una de esas muertes extrañas que suceden”.

Y mientras Villarejo salía en TV3, mostrando la imagen del Estado, el heredero de Franco, Juan Carlos de Borbón, se paseaba impunemente por Galicia, de la mano de sus ‘colegas’ empresarios, sin rendir cuentas de los supuestos 13 delitos que dicen ha cometido y que la fiscalía le ha librado de rendir esas cuentas, esa fiscalía que no dudaba junto con las cloacas en alterar pruebas y crear casos falsos de corrupción y en participar en hacer, según palabras de Villarejo, “cosas chungas en Cataluña”. Y es que, a tenor de la foto realizada por Villarejo del Estado que él defiende, lo lógico es eso: La impunidad del Estado para perpetrar todo tipo de atropello demostrándose que el Estado actual es un digno heredero del podrido Estado fascista del que proviene y del que mantiene su esencia fascista pues es el mismo Estado con algún retoque cosmético superficial.

El Estado reproduce la putrefacción del sistema económico que se sustenta en el robo y el sojuzgamiento de la clase obrera. Un sistema tan criminal como inviable, por ello no puede más que reflejar un instrumento de opresión armado de la ideología fascista, la ideología propia que expresa la putrefacción del capitalismo monopolista, un Estado donde los fascistas controlan la judicatura, el ejército, las fuerzas represivas actuando de la manera expresada anteriormente, y cuya arma más potente junto a la represión es la ideología, el anticomunismo, donde las escuelas e institutos hoy son escuelas de anticomunismo, de revisionismo histórico, donde profesores sin moral, decencia ni ética vierten todo tipo de porquería ideológica a la juventud obrera equiparando a la URSS con la Alemania nazi y al marxismo-leninismo con el fascismo, o lo que es lo mismo, prostituyendo ideológicamente a la juventud obrera pretendiendo mostrar negaciones como equivalentes. Y mientras el régimen vierte el anticomunismo por todos los poros de su Estado y envenena ideológicamente a la clase obrera, el Gobierno reivindica la organización militar terrorista del imperialismo norteamericano, la OTAN, entrega armamento al Estado fascista de Ucrania y reitera consignas de Mussolini de “todo dentro del Estado, nada fuera del Estado”. Sin duda, Franco estaría orgulloso del Estado actual y de todos aquellos que lo defienden.

La clase obrera hoy no tiene más salida que luchar por el socialismo y por el derrocamiento revolucionario del capitalismo y su Estado. Es hora de que los trabajadores y las trabajadoras de este país nos organicemos y salgamos en tromba a las calles contra el capitalismo y su Estado corrupto; es el momento de que los trabajadores nos organicemos construyendo asambleas del Frente Único del Pueblo al objeto de tejer nuestros órganos de poder popular con los que acabar con la burguesía y sus instrumentos de poder imponiendo la democracia y la paz de los trabajadores, imponiendo el socialismo que ponga a disposición de la clase obrera toda la riqueza del país, que acabe con la inmoralidad capitalista y su ideología fascista impuesta por un Estado que es una inmensa cloaca, un inmenso cenagal de inmoralidad y violencia, y que castigue sin piedad a aquéllos que hacen de la guerra imperialista y del robo su modo de vida, esto es, a la burguesía.

 

¡SOLO LA CLASE OBRERA PUEDE ACABAR CON EL FASCISMO, CON EL CAPITALISMO!

¡PROLETARIOS DEL MUNDO, UNÍOS Y LEVANTAOS CONTRA VUESTROS ESTADOS CAPITALISTAS, POR LA REVOLUCIÓN MUNDIAL!

¡ABAJO EL ESTADO FASCISTA ESPAÑOL Y SU GOBIERNO TRAIDOR!

 

Madrid, 28 de mayo de 2022

COMITÉ EJECUTIVO DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)




Deja un comentario