La geopolítica del Mar Negro: Entre el fascismo ucraniano y los oligarcas rusos

Como consecuencia de los bombardeos del ejército fascista de Ucrania contra uno de los puestos de observación en la localidad de Lozovoe, cuatro milicianos de la República Popular de Donetsk han muerto y otro de ellos resultó gravemente herido. Para más inri, los fascistas ucranianos dispararon posteriormente y de forma deliberada contra una ambulancia que se dirigía a auxiliar a los heridos y recoger los cuerpos de los caídos, provocando una quinta muerte y cuatro heridos más.

En este contexto de fascismo creciente a las puertas de Europa, la amistad ucraniano-estadounidense sigue en desarrollo, celebrándose en el Mar Negro, entre el 28 de junio y el 10 de julio, las maniobras navales Sea Breeze. Estas serán las maniobras más grandes de la historia de dicho evento, con la participación de 32 países que representan la flor y nata del imperialismo como son Estados Unidos, Israel, Francia, Reino Unido, Marruecos, Turquía, España y Polonia, entre otros. Nos imaginamos que estos son “los vientos de cambio que llegan desde Estados Unidos” a los que se refería la oportunista Yolanda Díaz.

Mientras tanto, Ucrania no es tan siquiera noticia para los medios de “comunicación” occidentales a no ser que gane algún partido en la Eurocopa. El silencio mediático sobre lo que es un auténtico régimen neonazi, aupado y financiado por la Unión Europea desde 2013, es absoluto. Un silencio que también se extiende a lo hora de evitar cualquier clase de información referida a la sangrienta guerra civil que se vive durante más de 7 años o sobre los batallones paramilitares, abiertamente fascistas, como Azov que proliferan en el país.

Por su parte, mientras que el imperialismo occidental realiza sus maniobras navales a las puertas de Rusia por el sur y convierte al Mar Negro, pese a su pequeño tamaño, en el más militarizado del mundo, Rusia no tiene ninguna intención de retroceder en Crimea, pues supone la base principal de su flota en el Mar Negro, ya que es un punto clave a la hora de dominar el Este de Europa y el Oeste de Asia.

El Mar Negro «separa dos continentes, en este caso Europa de Asia, pero también constituye un puente de unión entre los mismos […] Asimismo, la región se sitúa a la confluencia, tanto de dos religiones, el cristianismo y el islamismo, como de dos familias de pueblos: el eslavo y el turcófono. Por consiguiente, una gran potencia contemporánea, Rusia, y dos potencias regionales, Ucrania y Turquía, desarrollan sus conceptos estratégicos, políticos y económicos, teniendo en cuenta al Mar Negro y a su espacio adyacente […] La revalorización geoestratégica de la región, gracias a su potencial energético y al nuevo mapa político nacido tras la desaparición de la URSS, explica que el control de la energía y de los oleoductos constituyeran la clave de la situación geoeconómica de la región del Cáucaso y del Oriente Medio» (Silvia Marcu; La región geopolítica del Mar Negro, 2004).

 

 

Los importantes recursos petrolíferos y gasísticos existentes en la cuenca del Mar Negro llaman la atención de los Estados imperialistas y de los monopolios, provocando que la situación en la región sea de todo menos estable y tranquilizadora. Y en este contexto de lucha encarnizada por los recursos y territorios, las tensiones se acumulan en el territorio ucraniano: Sebastopol, Crimea, la flota del Mar Negro, las Repúblicas Populares, el fascismo ucraniano frente al nacionalismo ruso, etc.

Desde el Partido Comunista Obrero Español (PCOE) manifestamos nuestra absoluta solidaridad con la resistencia antifascista de las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, con la lucha de los milicianos y comunistas que resisten valientemente contra las fuerzas de ocupación fascistas de Ucrania, así como mostramos nuestro más absoluto rechazo a los intereses de imperialistas y oligarcas en la región, independientemente de si este imperialismo tiene su centro de mando en Washington, Berlín o Moscú.

 

¡QUE VIVA LA RESISTENCIA DE DONETSK Y LUGANSK!

¡EL FASCISMO NO PASARÁ!

Madrid, 24 de junio de 2021

Secretaría de Relaciones Internacionales del Comité Central del Partido Comunista Obrero Español (P.C.O.E.)




Deja un comentario