Mina de cobre Las Cruces: la miseria tras el expolio

image_pdfimage_print

El nuevo año traerá para muchos trabajadores miseria e incertidumbre en forma de EREs como el que se llevará a cabo en Cobre Las Cruces, la empresa que explota la mina a cielo abierto situada entre los términos municipales de Gerena, Guillena y Salteras desde hace 30 años, y que ahora plantea ir prescindiendo de 200 de sus 230 trabajadores durante los próximos 3 años. Pero no sólo deja en la estacada a 200 familias, sino a gran parte de los trabajadores a los que presumía proporcionar trabajo en su dossier de prensa de 2018: 2300 entre plantilla propia (258), contratas (548) y empleo indirecto estimado (1500).

30 años de expolio de la riqueza natural de Andalucía que en esta mina a cielo abierto supone de 7 a 12 veces mayor riqueza que cualquier yacimiento de cobre, no han servido para el bienestar de la clase obrera andaluza. Muy al contrario, la riqueza ha quedado en manos de los accionistas de las distintas empresas que explotaban la mina, mientras el pueblo andaluz se sumerge en niveles cada vez más dramáticos de miseria. Ahora, la empresa explotadora, perteneciente al grupo canadiense First Quantum Minerals, se desentiende de los trabajadores que han permitido la extracción de dicha riqueza porque “tanto la actividad como la rentabilidad y las necesidades de personal van a ser mucho menores”, al tiempo que tramita los permisos para transformar la mina actual en una subterránea para seguir expropiando a los trabajadores andaluces sus riquezas naturales y el fruto de su trabajo durante 15 años más.

El desarrollo actual del capitalismo, que acelera la automatización de la producción hacia la robotización, conlleva la eliminación vertiginosa de puestos de trabajo. Por tanto, la clase obrera no puede albergar esperanzas de tener un medio de vida bajo este régimen. Como tampoco puede aceptar ni EREs ni ERTEs que suponen el desmantelamiento de las plantillas, de lo que son cómplices CCOO y UGT como es el caso de las minas las Cruces.

La única salida que tienen los trabajadores de la mina de las Cruces si quieren tener futuro, es unirse a los trabajadores del resto de empresas y sectores, al resto del pueblo trabajador, para construir un poder obrero a través del Frente Único del Pueblo, y con ese poder tomar el control de las minas, los latifundios, la banca, la industria y todos los monopolios que mandan la economía y la sociedad. Porque todo se mantiene con nuestro sudor, sangre y dinero público.

 

Basta de EREs y ERTEs

Por el fin del saqueo de las minas

Por la socialización de todos los recursos naturales

Por la construcción del Frente Único del Pueblo

Por el Socialismo

 

Secretaría de Movimiento Obrero y de Masas del Comité Provincial del PCOE en Sevilla




Deja un comentario