Si las eléctricas amenazan al pueblo, nos tendrán enfrente

Lo último de “la crisis de la luz” ha sido la amenaza por parte de las eléctricas de cerrar las plantas nucleares y desabastecer a la gente de luz. Esto incluye a la Central Nuclear de Trillo (Guadalajara).

Castilla – La Mancha, una región con unos 2 millones de habitantes, siendo una de las regiones más despobladas, con el IPC al 4% interanual en el mes de agosto y una subida del 2’1% en la vivienda, que cuenta con un 30% (600.000 personas) de gente que vive en la pobreza, con una tasa de paro del 16’6% y un desempleo juvenil del 40’6%, contratos basura, mayoritariamente eventuales de cara al campo, con las condiciones abusivas que ya conocemos que existen en el campo bajo el capitalismo y una luz encarecida como en el resto del Estado, y las eléctricas amenazan a esta región (como al resto de regiones) con cerrar la planta nuclear de Trillo, en la provincia de Guadalajara. Si lo hacen, nos tendrán enfrente para combatirles.

La pasividad del Gobierno del reaccionario y bien conocido fascista de los pesos grandes del PSOE, García-Page, que durante sus seis años de gobierno en la región ha demostrado su carácter fascista, autoritario y reaccionario, que en esta crisis está representado por el Consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, está permitiendo las amenazas de las eléctricas, que juegan con el pueblo para su beneficio económico. Estos reaccionarios, aun siendo del mismo partido, culpan al Gobierno central de no solucionar la crisis. ¡La crisis está en vuestras manos también!

Castilla – La Mancha es una de las regiones en el punto de mira al contar con la Central Nuclear de Trillo que, además de a otros lugares de la región, así como a los hogares, suministra electricidad a los hospitales de la región, y es que un hospital de la región ha pagado 450.000 euros de luz, frente a los 150.000 en el mismo mes del año pasado. ¡Estamos en una pandemia y las eléctricas juegan con la salud de las personas, y la respuesta del Gobierno de Page es decir que lamentan la amenaza!

Las centrales nucleares, así como todo el campo ecológico eléctrico, que en nuestra región debería ser muy rico dada la gran cantidad de luz solar y de viento que posee, pertenecen únicamente al pueblo.

Sólo socializando las empresas eléctricas, conjuntamente con el resto de empresas estratégicas – banca, transporte, telecomunicaciones, etc – el pueblo tendrá garantizado todos los servicios básicos, sin depender de los abusivos precios impuestos por los monopolios ante la pasividad de los gobiernos títeres, regionales o estatales.

 

Partido Comunista Obrero Español en Castilla – La Mancha




Deja un comentario