La sanidad de los madrileños, en estado crítico ¡Por la defensa de los servicios públicos!

 

La sanidad en Madrid se encuentra en una situación cada vez peor, el avance del capitalismo es imparable y el gobierno del PP, tanto en la región como en el estado, allana el camino a la burguesía en su batalla por liquidar los servicios públicos en su búsqueda insaciable de aumento de beneficios.

Hace justo un año, por estas fechas, el Hospital Gregorio Marañón permaneció sin agua caliente ni calefacción durante varias horas. El hospital, además, gestionó contratos en 2015 por más de tres millones de euros mientras que dos jefes y un técnico superior de la Subdirección de Ingeniería denunciaron en la Consejería de Sanidad presiones, persecuciones, marginación y encargos de obras o reparaciones sin contrato o aprobación de presupuesto por parte del departamento. Añadieron que se les impidió” supervisar obras y existe una opacidad” casi total en los trabajos.

Desprendimiento del techo de una sala de extracciones del hospital Gregorio Marañón. / @MaranionMats

Desprendimiento del techo de una sala de extracciones del hospital Gregorio Marañón. / @MaranionMats

El pasado 4 de diciembre de este año, el Hospital Gregorio Marañón reportaba la caída por tercera vez este año- de un techo debido a la filtración de agua por una avería en la primera planta del pabellón de Oncología. Hoy conocemos que el Hospital de La Paz redujo el número de camas y de personal mientras aumentaban las urgencias y los ingresos. 50 camas y 50 trabajadores menos que han obligado a los trabajadores de este Hospital a denunciar la situación. Además, el deplorable estado las infraestructuras sumado a la falta de personal y material hace que el Hospital La Paz amanezca inundado tras los días de lluvia en la capital:

Hospital La Paz

Mientras los contratos de los trabajadores de la sanidad pública se hacen por meses, incluso por días u horas, evitando así pagar las vacaciones al personal no fijo, los trabajadores estamos perdiendo en apenas unos años una sanidad pública mínima que garantice la salud del pueblo trabajador.

La gestión que el Estado ha hecho de la crisis en éste sector, donde se redujo el gasto público en un 11% (8.000 millones) en el período 2010-2014, produjo un trasvase de riqueza desde las familias a las corporaciones de la sanidad privada, que les ha supuesto un incremento de ingresos del 16%, más de 4.000 millones de euros.

En 2015, el gasto en sanidad per cápita del estado español fue de 2.374 euros mientras que la media europea fue de 2.797. El gasto total en sanidad es del 6,1% del PIB mientras que la media europea es del 9,9% y mientras que en europa el 79% de esa inversión se destina en la sanidad pública, en el estado español la sanidad pública solo recibe el 71% del exiguo presupuesto y e 29% va a parar a manos de la empresa privada. Y la previsión, según la OCDE es que la inversión en sanidad caiga en España en 2018 por debajo del 6%.

Los trabajadores de la sanidad privada, en estado de precariedad salarial y de salud laboral por las condiciones de trabajo, han demostrado pese a la desconvocatoria de la huelga por parte de los sindicatos amarillos y traidores CCOO, UGT y SATSE- que la sanidad privada, con su explotación inmisericorde a sus trabajadores y sus ahorros de costes, es absolutamente incapaz de poder atender al pueblo en sus necesidades sanitarias y que su único objetivo es el de ganar dinero a costa de nuestra salud.

El capital avanza con paso firme en nuestro país, con la seguridad de quien tiene en el gobierno del PP a un partido que defiende a ultranza sus intereses, apoyado por otros dos (PSOE y Ciudadanos) que también lo hacen, y con la bala de la socialdemocracia de Podemos que nunca cuestionará el sistema de producción capitalista ni denunciará la propiedad privada de los medios de producción- en la recámara. Los sindicatos mayoritarios”, CCOO y UGT, al servicio del capital pues es de este y no de sus cada vez menos afiliados donde obtienen sus fuerzas- salvaguardan los intereses de la burguesía, clase hoy dominante como se puede observar y sufrir, con su labor de zapa entre los trabajadores.

El sistema capitalista, tras la caída de la Unión Soviética, vuelve a sentirse con las fuerzas necesarias para atacar a los servicios públicos, al mal llamado Estado del Bienestar”, creación burguesa para aplacar el avance revolucionario por los derechos de los trabajadores. Y el proceso es bien conocido por todos: recortar los presupuestos destinados a estos servicios y abrir la veda con pequeñas privatizaciones (limpieza, gestión…), bajar la calidad del servicio público a niveles alarmantes e iniciar la batalla ideológica de las bondades de la sanidad, educación, pensiones… privadas para después proceder a su completa privatización.

En la fase final del proceso es donde nos encontramos hoy y por ello tan importante es denunciar los hechos propios de este proceso como el combate ideológico, y comprender que sin la organización obrera, sin el sindicato de clase la Coordinadora Sindical de Clase- en torno al cual organizarse para defender los derechos económicos de los trabajadores y sin el partido del proletariado el Partido Comunista Obrero Español- con el que desarrollar la lucha ideológica y la toma del poder político el capitalismo seguirá avanzando, a mayor o menor ritmo, y machacando con su avance a nuestra clase.

¡Contra el avance del capital! ¡Por la organización obrera!

¡Por el sindicalismo de clase y combativo!

¡Por el Socialismo!

Comité Regional del Partido Comunista Obrero Español de Madrid



Deja un comentario