Ante las Elecciones del 4M en la Comunidad de Madrid, trabajemos por la unidad comunista

Tras la presentación de la Coalición por la Unidad Comunista PCOE-PCPE como candidatura para las elecciones a la Asamblea de Madrid del 4 de mayo, toca hacer una reflexión sobre la utilidad de unas elecciones burguesas, y por qué una coalición de partidos comunistas decide presentarse.

La Coalición por la Unidad Comunista PCOE-PCPE, por tanto, tiene muy claro que unas elecciones no son el medio para lograr el poder, pues éste sólo lo logrará la clase obrera de forma revolucionaria dirigida por su partido de vanguardia.

Pero estas elecciones, y sus circunstancias,  se han convertido en una buena tribuna para que desde las posiciones comunistas podamos transmitir un mensaje, una oportunidad para difundir nuestras ideas entre el pueblo, para divulgar la necesidad de la unidad comunista y el proyecto que tanto el PCPE como el PCOE estamos tratando de llevar a cabo, un momento en el que la parte con más conciencia de la clase obrera puede sumarse a la unidad comunista y a ensanchar las filas de la revolución, circunstancias todas ellas que desde las organizaciones marxistas-leninistas debemos aprovechar para llevar a la parte más receptiva de la clase obrera y, al pueblo en general, nuestro programa revolucionario.

Madrid nos ofrece hoy claros ejemplos de lo que significan los gobiernos del sistema para la clase obrera, en cualquiera de sus versiones. La situación de miles de personas en la Cañada Real, privadas de las más elementales condiciones de vida, donde los monopolios de la energía cortan la luz y el Gobierno de la Comunidad les sigue el juego. La privatización progresiva del sistema sanitario, deja una incidencia de la pandemia muy por encima de la media del país, especialmente entre los sectores populares. El paro, y los bajos salarios, de una parte importante de la clase obrera madrileña cuentan con el amparo de los sucesivos gobiernos de la Comunidad, que se alinean siempre con la codicia explotadora de una patronal insaciable. La violencia de los cuerpos represivos en las combativas barriadas obreras madrileñas, cuenta siempre con el aval incondicional del gobierno de la Comunidad y, a día de hoy, con la complicidad absoluta de Díaz Ayuso. Cuerpos represivos que, además, tienen una especial agresividad contra la población racializada.

La política de la Coalición PCOE-PCPE es una propuesta para organizar al pueblo contra este sistema burgués violento y socialmente injusto.

La nuestra es una coalición en defensa del marxismo-leninismo, por el ensanchamiento de la base revolucionaria y el fortalecimiento de nuestras organizaciones y del proyecto común de la unidad comunista, por la superación del capitalismo y por la construcción del socialismo, la única salida que tiene hoy la clase trabajadora. Esa vía revolucionaria requiere del incremento de la influencia comunista entre la clase obrera, de acercar a cada vez más parte de la clase obrera para organizarla y dotarla de una dirección revolucionaria para la superación del capitalismo, siendo para ello esencial la unidad comunista como vanguardia de la clase obrera. Y en ese proceso de unidad encaja esta coalición electoral que no es más que el reflejo del trabajo que ambos partidos venimos desarrollando desde hace ya un año, y que puede verse plasmado entre otras cosas, en el Marco Programático para la Unidad de Acción de los Comunistas.

Hace unos meses, Pablo Iglesias decía en unas declaraciones en el programa Salvados que se había “dado cuenta de que estar en el Gobierno no es estar en el poder”. En 1848, Marx y Engels publicaban el Manifiesto del Partido Comunista, en el que escribían, “El Gobierno del Estado moderno no es más que una junta que administra los negocios comunes de toda la clase burguesa”. Los comunistas llevamos más de 100 años transmitiendo esta idea, que los gobiernos en un país capitalista no son más que los gestores títeres que el capital pone a dirigir los asuntos de la burguesía.

La socialdemocracia en general, y todo tipo de sujetos instalados en las posiciones reformistas y oportunistas tratan, una y otra vez, de generar en la clase obrera la ilusión de que sin recorrer un camino revolucionario es posible superar el capitalismo y llegar a una sociedad dirigida por la clase obrera. Pero la realidad es tozuda, y todos esos intentos terminan de la misma manera: con la derrota de las fuerzas obreras, y con el reforzamiento de la dictadura del capital que nos gobierna.

Con esta visión en mente, los comunistas damos un paso más para avanzar en este proceso de unidad, que es una condición necesaria en el Estado español para unir a la clase obrera, transmitirle la ciencia marxista-leninista y con ella poder llevar a cabo su misión histórica, que no es otra que acabar con el capitalismo para construir el socialismo.

 

¡Por la unidad comunista!

¡Apoya la Coalición por la Unidad Comunista PCOE-PCPE!

 

 

Comité Ejecutivo del PCOE                                      Comité Ejecutivo del PCPE




Deja un comentario