Ha muerto Abimael Guzmán

Abimael Guzmán, fundador del grupo guerrillero Partido Comunista del Perú-Sendero Luminoso (PCP-SL) e histórico luchador y dirigente comunista, murió ayer a los 86 años en la cárcel militar de máxima seguridad de la Base Naval del Callao, en Lima, donde llevaba preso desde 1992 ya que fue condenado a cadena perpetua.

Sin duda, ayer murió una figura importante dentro de la lucha revolucionaria en el continente latinoamericano y cuyo accionar político ha marcado un antes y un después en la lucha contra el capitalismo en Perú.

Contrarresta la figura de Guzmán, un luchador que ha pasado casi 3 décadas en las cárceles del criminal Estado peruano por su condición de comunista, con las palabras de un vocero del “socialismo del siglo XXI”, encarnado en esta ocasión en Pedro Castillo como expresión de la ideología burguesa en el movimiento obrero de Perú, que no ha contribuido un ápice ni en la emancipación de los obreros, campesinos e indígenas peruanos ni, mucho menos,  en la lucha por la libertad de los presos políticos comunistas y que no ha tardado en demostrarnos, nuevamente, que no pasa de ser un perro defensor del Estado peruano, del capitalismo y un contrarrevolucionario de los pies a la cabeza.

 

Aunque esto, por supuesto, no es algo exclusivo de Perú, sino que se reproduce allá donde el oportunismo alcanza la cogestión del Estado con la burguesía y los monopolios, como es hoy ejemplo el eurocomunista PCE en su silencio cómplice con el fascismo español a la hora de condenar a cadena perpetua a luchadores comunistas como Manuel Pérez Martínez, Camarada Arenas.

Del mismo modo, consideramos completamente bochornoso observar como una parte del Movimiento Comunista se expresa en los mismos términos reaccionarios que la burguesía y sus medios de comunicación. Hay quienes, en su empeño por ser los más ortodoxos del panorama, acaban por reproducir palabra por palabra el discurso de medios abiertamente fascistas como el ABC, calificando al Camarada Gonzalo como “terrorista” o “genocida”.

 

 

Los mayores y únicos genocidas que existen son los capitalistas, la burguesía. Y la esencia asesina y criminal lo atestigua el propio Abimael Guzmán, un preso político encarcelado durante 3 décadas y que la gacetilla fascista ABC retrata describiendo que “falleció de septicemia en su celda”.

Nuestro Partido traslada sus condolencias a los revolucionarios y luchadores comunistas y anticapitalistas peruanos.

 

Madrid, 12 de septiembre de 2021

SECRETARÍA DE RELACIONES INTERNACIONALES DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)




Deja un comentario