El PL vota en blanco a nivel nacional en estas P.A.S.O.

A continuación reproducimos un artículo que nos envían nuestros camaradas del Partido de la Liberación (PL) con motivo de las elecciones P.A.S.O. (primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias) que se celebrarán este próximo domingo 12 de septiembre en Argentina y que habilitan a candidatos y partidos políticos para presentarse a las elecciones legislativas del próximo 14 de noviembre:

 

EL PL VOTA EN BLANCO A NIVEL NACIONAL EN ESTAS P.A.S.O.

 

Con estas elecciones no se come, no se educa y no se cura.

 

El 12 de septiembre son las PASO para elegir los candidatos que a su vez competirán en las elecciones legislativas del 14 de noviembre.

 

El Partido de la Liberación (PL) llama a los trabajadores y sectores populares a votar en blanco. O sea, ir a votar (porque estas elecciones no son fraudulentas ni proscriptivas) y no meter en el sobre ninguna boleta. El voto en blanco quiere mostrar el descontento de las bases frente a un régimen político que, cediendo a los monopolios, banqueros y el FMI, no ha resuelto los grandes dramas de nuestro pueblo. Tales son la falta de trabajo, el salario y jubilación insuficientes, los planes Potenciar harto insuficientes en cobertura y monto, la inflación que castiga a nuestros hogares en muchos de los cuales hay hambre, la falta de tierra para trabajar y vivir para casi 50 por ciento de la población que es pobre. Y un largo etcétera.

 

La situación es tan desesperante que comprendemos a los compatriotas que, en forma de repudio, directamente no van a ir a votar. Nos parece mejor, como compromiso, no quedarse en casa ese domingo 12 sino ir a la escuela y votar en blanco como muestra política de insatisfacción de alguien que quería ejercer su derecho al sufragio y lo hizo de ese modo, contestatario.

 

Este repudio al arco partidario dominante en esta democracia burguesa no significa que todos los partidos sean iguales: el macrismo es el peor de todos. Ni que todos los candidatos sean por igual repudiables, pues hay algunos rescatables y quizás sean votables en las legislativas de noviembre. También tomamos nota, por supuesto de la pandemia, los paliativos del gobierno en 2020 y las vacunaciones en 2021. Pero no alcanzan. Que en estos dos meses rectifique el proselitismo vacío de ideas y tengan propuestas concretas para superar la crisis económica que dejó el neoliberalismo y que desgraciadamente el gobierno de los Fernández y Massa no ha resuelto.

 

No se puede votar a Juntos porque Macri, Larreta, Vidal, Santilli, Negri, Morales y demás son responsables de la catástrofe de 2019, con endeudamiento externo, fuga de capitales, corrupción y negociados familiares, alta inflación, entrega del país, ajuste a los jubilados y trabajadores, entrega de Malvinas, contrabando de armas a Bolivia, prisión de presos políticos, desaparición forzada de Santiago Maldonado y crimen de Rafael Nahuel, subordinación a Trump, etc. Son lo peor de la política aunque cambien de figuritas y los ayude Clarín y TN.

 

No vamos a votar al Frente de Todos a pesar de su rescatable campaña de vacunación contra el COVID-19 y los 3 IFE y ATP, porque ha legalizado la fraudulenta deuda externa y la sigue pagando con el ajuste a trabajadores, jubilados e inversión y gasto público. Fernández renegocia con el FMI, lo que significará ajustes mucho más tremendos para los próximos años. Los votamos en 2019 para sacarnos de encima a Macri, pero hoy no podemos votarlos porque sería una claudicación ante el FMI. Sería un premio con tanta inflación, agravamiento de la pobreza que afecta a 22.7 millones de argentinos y un 60 por ciento de niños y adolescentes. El FdT ha negado la existencia de presos políticos, condenando a Milagro Sala y demás compañeros.

 

Y en estas PASO tampoco podemos votar al FITU porque, si bien no es responsable de la crisis del capitalismo dependiente, no tiene una propuesta de Frente Antiimperialista y rebelión popular para acabar con el dominio de los monopolios, la oligarquía y el imperialismo yanqui. Y encima, en septiembre sus cuatro partidos van divididos en tres listas, reiterando el ADN divisionista del trotskismo. Y esto en las PASO nos inhibe de votarlos a nivel nacional, aún en forma crítica, a pesar de que en las protestas sindicales, sociales y de DD HH han jugado un buen papel (no así en la solidaridad con Cuba y Venezuela, donde tienen una pésima política).

 

Por todo lo señalado, el PL votará en blanco a nivel nacional en las PASO. Luego en noviembre, atendiendo a los datos y novedades de los próximos dos meses, volverá a evaluar si mantiene ese voto o apoya críticamente a alguna lista que no sea patronal.

 

Hoy esta regla tiene dos excepciones. En Santa Fe el PL votará críticamente a Agustín Rossi porque es un político nacional y popular, honesto, enfrentado al agrobusiness y crítico del derechoso gobernador Perotti que no quiso estatizar Vicentín. Y en CABA el PL votará a Myriam Bregman, del FITU, porque es una figura de la lucha de DD HH que va más allá de su pertenencia orgánica al trotskismo.

 

En esta ocasión, no siempre es así, ha quedado claro que con estas elecciones no se come, no se educa y no se cura.

 

Votaremos en blanco, con esas excepciones, y seguiremos la lucha unida por Pan, Salario, Tierra, Trabajo, Salud y Educación. Por un sistema de Salud con eje central en lo público, buenos sueldos y condiciones laborales para el personal de Salud. Contra el pago de la deuda externa al FMI y para que la crisis la paguen los que la provocaron. Por la baja de horas de trabajo con igual salario. Contra la precarización laboral en el Estado y privados. Por un ingreso básico universal. Por una jubilación mínima de 60.000 pesos. Por el control de precios a monopolios e híper para bajar la inflación. Por la estatización de la energía, la siderurgia, el comercio exterior y el sistema bancario. Para que el Estado tome todo el control del río Paraná. Por un impuesto a las grandes fortunas todos los años por ley y con alícuota del 5 por ciento. Por una reforma agraria que entregue tierra, créditos y maquinaria a los pueblos originarios, trabajadores rurales, campesinos pobres y cooperativas. Cárcel a Macri y libertad a Milagro Sala y demás presos políticos. Cárcel a Blaquier y demás empresarios socios del genocidio. Por una reforma judicial y el juicio político a la Corte Suprema. Por una nueva ley de medios plural y antimonopólica. Para que se garantice el derecho de las mujeres al IVE. Basta de femicidios. Por la soberanía argentina en Malvinas, el Atlántico Sur y la plataforma continental correspondiente. Por una Asamblea Constituyente.

 

Estas buenas ideas deben respaldarse, y así lo haremos junto con muchos aliados, en la lucha callejera, unida, combativa y organizada.




Deja un comentario